Miami agota las provisiones ante el impacto del huracán Irma de categoría 5

El superintendente de las Escuelas Públicas, Alberto M.Carvalho, ha informado de que los centros educativos del condado estarán cerrados a partir de este jueves por la llegada de Irma

Mientras el poderoso huracán Irma de categoría 5 avanza lentamente por el Caribe oriental, los ciudadanos que acuden a los supermercados de Miami en busca de provisiones ya sienten los efectos de la potencial amenaza sobre el sur de Florida. Desde este fin de semana miles de personas han salido a comprar comida enlatada y agua embotellada para hacer frente al fenómeno meteorológico.

"Hemos estado vendiendo cajas de agua embotellada a un ritmo inusitado. Apenas nos queda la reserva, pero esa también se venderá hoy", dijo a 14ymedio uno de los empleados de la cadena de supermercados Presidente, en Cutler Bay, una zona del condado de Miami-Dade.

No solo las existencias de alimentos y agua se están acabando. Ya se encuentran agotadas en varias tiendas las lámparas recargables, las lonas y planchas de plywood, para tapiar puertas y ventanas ante la llegada de los fuertes vientos producidos por el temporal.

"No he encontrado agua en ninguna otra tienda. Fuimos a [las cadenas de supermercados de] Walgreens, CVS, BJS y no encontramos ni agua ni otros productos en ningún lado", dice una clienta en un establecimiento del grupo Presidente.

Desde este fin de semana miles de personas han salido a comprar comida enlatada y agua embotellada para hacer frente al fenómeno meteorológico

Después de esperar más de media hora en una fila que rodeaba todo el interior de la tienda, los empleados del supermercado sacaban directamente del almacén las últimas pacas de agua.

"Han subido incluso los precios de la gasolina. Eso es un abuso porque cuando supieron que venía [el ciclón] los subieron y han aumentado las colas", añadió la mujer.

En algunas gasolineras Shell y Texaco el galón de gasolina regular ha subido a 2,80 dólares, mientras que en otras estaciones de servicio el precio del producto no baja de los 2,55 dólares. Antes de la llegada de Irma, los precios del combustible oscilaban entre los 2,30 y los 2,50 dólares.

Las autoridades activaron la línea de emergencia para el aumento de precios con el fin de proteger a los consumidores ante las prácticas especuladoras que pueden sufrir los artículos de primera necesidad. La legislación estadounidense prohíbe el incremento de los precios de estos bienes durante estados de emergencia, y las personas que incurran en este delito pueden ser sancionados con entre 1.000 y 25.000 dólares de multa.

Las autoridades de Miami-Dade y Broward han anunciado que están preparándose para mitigar el impacto de ciclón.

Las autoridades de Miami-Dade y Broward han anunciado que están preparándose para mitigar el impacto de ciclón

"Irma es un huracán muy fuerte y peligroso. Le pedimos a la comunidad que comience a tomar medidas desde hoy, como comprar agua, linternas, baterías, medicamentos y gasolina, y que tengan sus planes de evacuación definidos", dijo Miguel Ascarrunz, director del Departamento de Manejo de Emergencias del condado de Broward.

En Miami-Dade se conocerán medidas adicionales hacia el mediodía del martes, tras una reunión que sostendrán las autoridades del condado. Los residentes también pueden recibir alertas actualizadas de Irma enviando el mensaje de texto "Join MDSMS" al número 34292.

Además, según el superintendente de las Escuelas Públicas, Alberto M.Carvalho, ha informado de que los centros educativos del condado estarán cerrados a partir de este jueves por la llegada del hurcán.

El listado con la ubicación de los albergues que se habilitarán en los próximos días ya está disponible en la página oficial del Ayuntamiento de Miami.

Rosa Fernández, una anciana que vive en el área de Sweetwater teme ante el peligro de las inundaciones. "Miami es una ciudad que está hecha sobre un pantano. Aquí con cualquier llovizna se inunda. Este huracán puede ser peor que Andrew", dice alarmada, en referencia al de categoría 5 que asoló las Bahamas y el estado de Florida en agosto de 1992, dejando 23 fallecidos y pérdidas materiales valoradas en 26.000 millones de dólares.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 7