Negociadores trabajan hoy por separado en Cuba y retomarán diálogo el lunes

(EFE).- Las delegaciones de paz del Gobierno colombiano y las FARC  trabajan  hoy por  separado  en La Habana, tras la convulsa jornada del viernes cuando la guerrilla anunció el fin de su tregua unilateral, si bien el  lunes   retomarán  la mesa conjunta de negociación.

Fuentes de ambos equipos confirmaron hoy a Efe que los  negociadores  se reunirán hoy por  separado , mientras que mañana ya estaba prevista la habitual jornada de receso que habitualmente programan en sus ciclos  negociadores  tras tres días de trabajo.

Los  negociadores  prevén retomar el  lunes  el curso normal de las conversaciones conjuntas de sus diálogos de paz, que tienen sede permanente en  Cuba .

Las fuentes no precisaron cuándo tendrá lugar una reunión entre representantes de ambas partes sobre el acuerdo de desminado a la que había sido convocada la prensa ayer viernes, pero que fue suspendida después de los acontecimientos suscitados por el bombardeo que dejó 26 rebeldes muertos en Colombia.

"Está pospuesta de momento y no se sabe cuándo será", precisó a Efe un portavoz del equipo negociador del Gobierno, que encabeza el ex vicepresidente Humberto de la Calle.

Actualmente las partes celebran en  Cuba  el ciclo 37 de los diálogos para poner término a más de 50 años de conflicto colombiano, unas negociaciones que se encuentran en su recta final, centradas ahora en complejos temas como el resarcimiento a las víctimas y la dejación de armas.

La muerte de los guerrilleros a causa de un bombardeo del Ejército en la convulsa región del Cauca fue confirmada ayer por el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, y llevó a las FARC a suspender el cese el fuego unilateral e indefinido que habían establecido el pasado 20 de diciembre.

El operativo se considera el más duro golpe militar sufrido por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) desde que comenzó el proceso de paz hace más de dos años, y tuvo lugar en la misma región en la que la guerrilla dio muerte el 15 de abril a once militares que descansaban en un polideportivo.

Esa acción también supuso un momento de crisis en los diálogos de paz en La Habana, donde las FARC lamentaron los fallecidos pero recordaron las circunstancias de ofensivas terrestres y aéreas que han enfrentado sus fuerzas a pesar de haberse decretado en tregua.

La guerrilla siempre ha reclamado un acuerdo de cese el fuego bilateral mientras se negocia la paz, una opción rechazada por el Gobierno de Santos quien ayer insistió en "no bajar la guardia".

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentario 1