Netanyahu busca formar Gobierno en dos semanas con la derecha y los ultraortodoxos

Se convertirá en primer ministro por cuarta vez, superando a Ben Gurion, fundador de Israel

Herzog admite su derrota tras devolver protagonismo al partido laborista

Benjamin Netanyahu se dirige a los electores el día antes de las elecciones. (Youtube/Benjamin Netanyahu/Likud)
Benjamin Netanyahu se dirige a los electores el día antes de las elecciones. (Youtube/Benjamin Netanyahu/Likud)

(EFE).- El primer ministro conservador israelí, Benjamín Netanyahu, que se impuso por un claro margen a la coalición de centroizquierda Campo Sionista en las elecciones generales del martes, informó este miércoles de que tiene la intención de formar Gobierno en el plazo máximo de dos o tres semanas. Así lo afirma esta mañana un comunicado del Likud en el que este partido precisa que Netanyahu "ya ha hablado con todos los partidos con representación parlamentaria que ve como socios para su nuevo gobierno", su tercero consecutivo y el cuarto de su carrera.

Según la nota, se trata de los dirigentes de la formación Hogar Judío, Naftalí Bennet; el de Kulanu, Moshé Kahlón; de Israel Beitenu, Avigdor Lieberman; del Shas, Arie Deri; y los del Judaísmo Unido de la Torá, Moshé Gafni y Yaacov Litzman.

Con ellos, el primer ministro israelí podría alcanzar una mayoría parlamentaria de 67 de los 120 escaños del Parlamento, y con una coalición exclusivamente de derechas y de ultraortodoxos, es decir, de las más homogéneas que ha tenido el país en las últimas dos décadas.

Kahlón, que con sus diez escaños se ha convertido en pieza clave de las negociaciones, se negó este miércoles nuevamente a revelar sus cartas y si recomendará a Netanyahu ante el jefe del Estado, Reuvén Rivlin, encargado de entregar el mandato para la formación de gobierno.

"Estamos muy, muy satisfechos", declaró Kahlón a una televisión local, ante la que aseguró que defenderá sus ideales sociales. El partido "Kulanu ha enarbolado la bandera social y en las negociaciones exigiremos soluciones al problema de la vivienda y a la carestía de la vida", precisó.

Escindido del Likud hace dos años por divergencias con el primer ministro, Kahlón insistió en que su formación "seguirá su camino en defensa de la clase media y baja". "Netanyahu me llamó y me dijo que era serio en sus intenciones de (lanzar) una política social", concluyó.

Herzog asume la derrota

El líder de la coalición de centroizquierda Campo Sionista, Isaac Herzog, habló este miércoles con el primer ministro israelí y presidente del Likud, Benjamín Netanyahu, para felicitarle por su victoria en las elecciones del martes.

"He hablado con el primer ministro y le he felicitado por su victoria, le he deseado suerte pero que quede claro a los ciudadanos de Israel: nada ha cambiado, (Tzipi) Livni y yo seguiremos dirigiendo el Campo Sionista con fuerza e inteligencia como alternativa", según unas declaraciones que recoge la edición electrónica del diario Yediot Aharonot.

Herzog reconoció que "esta no era una mañana fácil", después de una dramática noche en la que el escrutinio tiró abajo el empate técnico entre ambas formaciones previsto por los sondeos y dio la victoria a Netanyahu por un amplio margen como para garantizarse el encargo para la formación de gobierno.

"Los votantes han dado su veredicto, han decidido sobre nosotros como partido, como movimiento, como pueblo (...) y yo por supuesto respeto todo resultado", agregó.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 4