Neves confía en un triunfo "avasallador" en las elecciones brasileñas

Aécio Neves, que disputará la segunda vuelta contra Dilma Rousseff, vota en Minas Gerais. (EFE/Paulo Fonseca)
Aécio Neves, que disputará la segunda vuelta contra Dilma Rousseff, vota en Minas Gerais. (EFE/Paulo Fonseca)

(EFE).- El candidato opositor a la Presidencia de Brasil, Aécio Neves, afirmó hoy que el próximo domingo logrará un triunfo "avasallador" en la segunda vuelta de las elecciones, en las que se enfrenta a la mandataria, Dilma Rousseff.

Neves minimizó los resultados de los sondeos de intención de voto divulgados hoy, que indican que Rousseff será reelegida por entre seis y ocho puntos porcentuales de diferencia, y aseguró que una "ola de deseo de cambio muy grande en la sociedad brasileña" propiciará su victoria.

"Estamos asistiendo a un movimiento avasallador en Brasil entero. El sentimiento a favor de un cambio es mucho mayor que el apoyo a una candidatura política", dijo el socialdemócrata en una rueda de prensa en Río de Janeiro, concedida en la sede de su oficina de campaña al lado de su hija Gabriela.

Neves comparó el sentimiento de cambio a "una espiral silenciosa" que no aparece reflejada en los sondeos de intención de voto y que propiciará su éxito en los comicios del domingo.

Según una encuesta de Datafolha, una de las empresas demoscópicas más reputadas de Brasil, Rousseff sería reelegida con el 53 % de los votos y Neves, del opositor Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), obtendría el 47 %.

Otro sondeo, del Instituto Ibope, elevó la distancia entre ambos candidatos a ocho puntos y le atribuyó a la mandataria el 54 % del favoritismo frente al 46 % del opositor.

Neves dijo que esas encuestas pueden ser positivas, porque pueden movilizar a los votantes del PSDB "que pensaban que iba a ser fácil".

En la primera vuelta de las elecciones, el 5 de octubre pasado, Rousseff fue la más votada, con un 41,59 % de los votos, frente al 33,55 % de Neves.

El opositor pidió a los brasileños que el sábado, en la víspera de las elecciones, salgan a las calles vistiendo ropas con los colores de la bandera brasileña: amarillo, verde, azul y blanco.

En su pronunciamiento, Neves también criticó duramente a Rousseff y al expresidente Luiz Inácio Lula da Silva por el tono de la campaña electoral.

"Es lamentable ver a un expresidente de la República sujetándose a hacer una campaña sórdida y criminal desde el punto de vista de los ataques", dijo Neves, en alusión a Lula.

Lula comparó esta semana a la campaña de Neves con el "nazismo" y hoy, durante un mitin en la periferia de Río, llamó al socialdemócrata "hijo de papá".

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 15