Obispo dice que nicaragüenses merecen autoridades electas de otra manera

El cardenal Leopoldo Brenes y el obispo de Granada, Jorge Solórzano, al leer el mensaje episcopal sobre el proceso electoral. (El Confidencial)
Obispos de Nicaragua han sido duramente críticos con el Gobierno de Ortega. (El Confidencial)

(EFE).- El obispo auxiliar de la archidiócesis de Managua, Silvio Báez, uno de los más influyentes de  Nicaragua , afirmó hoy que los ciudadanos merecen "autoridades electas de otra manera", razón por la que se abstuvo de participar en las elecciones generales de este domingo.

"Con dolor creo que los nicaragüenses merecen unas autoridades electas de otra manera, que representen verdaderamente el sentir popular, en donde no quede excluido ningún nicaragüense", dijo el dirigente religioso a periodistas.

"No he ido a depositar mi boleta a ningún centro electoral, y no por abstencionismo sino por responsabilidad y por amor a  Nicaragua ", explicó Báez, reconocido también por su carácter crítico en temas políticos.

El punto de vista del obispo muestra la situación actual de  Nicaragua , que llega a esta elección general con una nueva y criticada candidatura del presidente del país, el sandinista Daniel Ortega, que busca su cuarto mandato y tercero consecutivo, ahora junto a su esposa, Rosario Murillo, como aspirante a vicepresidente.

Las críticas se basan principalmente en la falta de observación electoral y la eliminación legal del principal grupo opositor, lo que dejó a Ortega, que retornó al poder en 2007, el camino libre a su segunda reelección consecutiva.

El obispo nicaragüense sostuvo que los comicios de este domingo "tienen una historia" de varios años.

"No comenzó en junio (pasado), cuando comenzaron las decisiones autoritarias, arbitrarias, ilegales y políticas que este Gobierno tomó. Este proceso se desvirtuó desde que se empezó a violar la Constitución Política desde 2010-2011", cuando Ortega se postuló a la reelección pese a que se lo impedía la Carta Magna, alegó Báez.

Contrario a Báez, el presidente de la Conferencia Episcopal de Nicaragua y obispo principal de la diócesis de Managua, el cardenal Leopoldo Brenes, sí decidió votar en estos comicios

Con dicha declaración el obispo hizo referencia a que Ortega, que cumplirá 71 años el próximo 11 de noviembre, aspiró a la reelección a pesar de que la Constitución Política lo prohibía gracias a una interpretación de la Corte Suprema de Justicia, dominada por jueces afines al líder sandinista.

Báez insistió en que los responsables de que  Nicaragua  esté dividida políticamente "deben dar la cara".

"Fue lo que le pedimos al presidente Ortega los obispos el 21 de mayo de 2014, que diera la cara, que se expusiera a su pueblo, que escuchara preguntas y respondiera, que dialogara. Nunca lo hizo; como le pedimos también observación electoral y una transformación del sistema electoral del país", resaltó.

Contrario a Báez, el presidente de la Conferencia Episcopal de  Nicaragua  y obispo principal de la diócesis de Managua, el cardenal Leopoldo Brenes, sí decidió votar en estos comicios.

"Estoy seguro de que el cardenal Brenes tuvo la misma decisión que yo, de buscar el bien para  Nicaragua . Lo importante es que como Conferencia Episcopal estaremos siempre acompañando al pueblo de  Nicaragua ", afirmó.

Ortega, favorito a ganar las elecciones, ha dirigido el segundo país más pobre de América Latina, después de Haití, en dos etapas, la primera desde 1985 hasta 1990, en que fue derrotado por Violeta Chamorro (Unión Nacional Opositora), y la segunda, desde 2007, al vencer en las presidenciales celebradas un año antes y también en las de 2011.

Un total de 4,34 millones de nicaragüenses están habilitados para elegir a un presidente, un vicepresidente, 90 diputados ante la Asamblea Nacional y 20 representantes ante el Parlamento Centroamericano.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentario 1