Coalición opositora acusa a Ortega de suprimir los espacios democráticos

Protesta opositora en Managua, Nicaragua/archivo. (EFE)
Protesta opositora en Managua, Nicaragua/archivo. (EFE)

(EFE)- La principal coalición opositora de Nicaragua, que se quedó sin posibilidades de participar en las elecciones de noviembre próximo, responsabilizó al presidente del país y candidato a la reelección, Daniel Ortega, por la eliminación de los espacios democráticos en el país.

"La Coalición Nacional por la Democracia expresa su repudio e indignación por un atropello más que reafirma la voluntad de Daniel Ortega de suprimir los espacios democráticos en Nicaragua, al eliminar de un zarpazo, a través de la Corte Suprema de Justicia, el futuro del opositor Partido de Acción Ciudadana" (PAC), indicó ese bloque en una declaración pública.

Esa nueva resolución judicial implica que el PAC, que apoya a la coalición opositora y podía ser su opción para participar en los comicios, queda sin personalidad jurídica y sin opción de ir a las elecciones.

Ese fallo judicial, continuó la coalición, "evidencia que Ortega le tiene miedo a la divergencia política y violenta los derechos del pluralismo político y a los ciudadanos de organizarse libremente".

"Con este zarpazo, lejos de atemorizarnos, los demócratas aglutinados en la coalición seguiremos hoy más que nunca unidos y fortalecidos, demandando elecciones libres y no una farsa electoral, como pretende Daniel Ortega", agregó.

La medida contra el PAC surgió días después de que esa misma sala, controlada por magistrados afines al Gobierno, quitara la representación legal del PLI, que encabezaba la coalición opositora, al dirigente y diputado Eduardo Montealegre, quien la ostentaba desde el 2011.

Al quedar sin la batuta del PLI, los principales opositores del Gobierno de Ortega automáticamente quedaron fuera de la contienda electoral de noviembre

La sala confirmó que el representante del PLI es de un miembro de otra facción de ese colectivo, Pedro Reyes, calificado por Montealegre como "colaboracionista" del oficialismo.

Al quedar sin la batuta del PLI, los principales opositores del Gobierno de Ortega automáticamente quedaron fuera de la contienda electoral de noviembre, aunque existía la posibilidad de que fueran en la casilla del PAC (centro-izquierda).

Con la nueva resolución judicial en contra del PAC, el principal partido que competirá contra los gobernantes sandinistas será el Liberal Constitucionalista (PLC), del expresidente Arnoldo Alemán (1997-2002), y que solo tiene un diputado en el Congreso.

El PLC, que proclamará a su candidato presidencial el próximo 11 de julio durante una convención, fue la tercera fuerza política en las elecciones generales de 2011, con un 5,91% de votos.

La coalición opositora que lideraba el PLI, que hoy día tiene 24 de los 91 diputados de la Asamblea legislativa, ha confirmado que no participará en los comicios del 6 de noviembre.

En noviembre próximo los nicaragüenses elegirán un presidente, un vicepresidente, 90 diputados locales, de los cuales 20 serán electos por suscripción nacional y 70 departamentales, y 20 representantes ante el Parlamento Centroamericano (Parlacen).

Hasta el momento, el único candidato presidencial es Ortega, quien fue proclamado por los sandinistas el 4 de junio pasado, lo que será su séptima candidatura consecutiva. De ganar las elecciones, el presidente sumaría un cuarto período y el tercero consecutivo.

Los sandinistas son favoritos para ganar las elecciones, según la última encuesta de la firma local M&R Consultores.


Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 21