Nicolás Maduro y Lula da Silva salpicados por nuevas revelaciones en escándalo de corrupción

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro y el expresidente brasileño, Luis Ignacio Lula Da Silva. (EFE)
El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro y el expresidente brasileño, Luis Ignacio Lula Da Silva. (EFE)

(EFE).- El publicista brasileño Joao Santana denunció ante la Fiscalía que el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva conocía los pagos que su empresa recibía del Partido de los Trabajadores (PT) en el exterior con dinero desviado de la estatal Petrobras que no fue declarado a las autoridades.

La denuncia fue hecha en la delación que Santana, responsable por las campañas electorales ganadoras del Partido de los Trabajadores en 2006 (con Lula) y 2010 y 2014 (con Dilma Rousseff), hizo ante la justicia en un acuerdo para colaborar a cambio de reducciones en sus futuras condenas. 

Mientras tanto la publicista brasileña Mónica Moura aseguró que el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, le pagó 11 millones de dólares en metálico no declarados para la campaña electoral para la reelección de Hugo Chávez en 2012.

La delación fue divulgada este jueves después de que el juez instructor en la Corte Suprema del caso por las corruptelas en Petrobras, Edson Fachin, retirara el secreto del testimonio de los publicistas.

La delación fue divulgada este jueves después de que el juez instructor en la Corte Suprema del caso por las corruptelas en Petrobras, Edson Fachin, retirara el secreto del testimonio de los publicistas

Moura hizo estas afirmaciones ante la Fiscalía brasileña, con la que pactó revelar los pagos ilícitos recibidos por él y su marido, el también publicista Joao Santana, a cambio de tener una rebaja en la condena de ocho años a la que fueron sentenciados el año pasado por corrupción y lavado de dinero. 

Según la delación y que consta de pruebas y detalles, Moura aseguró que Maduro, en la época canciller, le entregó en persona el dinero en la sede de la Cancillería venezolana, y que debería haber pagado otros 15 millones de dólares por la campaña electoral, aunque el dinero nunca fue pagado.

La publicista indicó que recibió otros 9 millones de dólares de constructoras brasileñas con negocios en Venezuela para la campaña de Chávez a la reelección.

Su esposo, Joao Santana aseguró que tuvo varias reuniones con el exminsitro de Hacienda Antonio Palocci, dirigente del PT y actualmente preso, en el que le quedó "claro" que Lula conocía todos los detalles del pago realizado al exterior por los servicios de la empresa Pólis, de propiedad de Santana y de su mujer, Mónica Moura.

El publicista agregó que Palocci siempre decía que "las decisiones definitivas" dependían de "la palabra final del jefe", que sería Lula, presidente brasileño entre 2003 y 2010.

Según la delación y que consta de pruebas y detalles, Moura aseguró que Maduro, en la época canciller, le entregó en persona el dinero en la sede de la Cancillería venezolana

Santana y Moura fueron detenidos en febrero de 2016 al desembarcar en  Brasil  procedentes de la República Dominicana, donde trabajaban para la campaña electoral del presidente Danilo Medina, quien buscaba la reelección.

Los dos fueron condenados a ocho años de prisión por su participación en la trama de corrupción en Petrobras, aunque pactaron con el Ministerio Público destapar la red de desvíos a cambio de una rebaja en su condena.

Además de las campañas electorales victoriosas en  Brasil , el matrimonio Santana-Moura también trabajó en el exterior, como en la la campaña del argentino Eduardo Duhalde (1999), una de las pocas en que no tuvieron éxito.

Santana y Moura fueron detenidos en febrero de 2016 al desembarcar en Brasil procedentes de la República Dominicana, donde trabajaban para la campaña electoral del presidente Danilo Medina, quien buscaba la reelección

Luego estuvieron en las victoriosas campañas del salvadoreño Mauricio Funes (2009); del dominicano Danilo Medina (2011) y del angoleño José Eduardo dos Santos en 2012, año en que también dirigieron la última del fallecido presidente venezolano Hugo Chávez.

En varios de esos países, el matrimonio también es investigado por supuestas actividades ilícitas relacionadas con las elecciones.

La delación de Joao Santana fue divulgada un día después de que Lula prestara declaración ante el juez federal Sergio Moro por ser el supuesto dueño de un apartamento en el litoral del estado de Sao Paulo, aunque el inmueble consta a nombre de la constructora OAS, que lo habría cedido al exmandatario a cambio de favores desde el poder.

Lula tiene cinco causas abiertas en la Justicia brasileña, que podrían invalidar su candidatura para las elecciones de 2018, para las que lidera todas las encuestan de intención de voto.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 4