Reino Unido y Suecia rechazan la petición de libertad de la ONU para Julian Assange

El grupo de juristas concluye que los derechos del fundador de Wikileaks han sido violados y sufre una detención arbitraria

Julian Assange durante una rueda de prensa ofrecida en 2014 desde su encierro en la embajada de Ecuador en Londres. (CC/Wikipedia)
Julian Assange durante una rueda de prensa ofrecida en 2014 desde su encierro en la embajada de Ecuador en Londres. (CC/Wikipedia)

El Grupo de Trabajo de la ONU sobre Detenciones Arbitrarias ha pedido este viernes a Reino Unido y Suecia que "pongan fin a la privación de libertad" de Julian Assange, cuyos derechos consideran violados, y que reconozcan su derecho a reclamar una compensación. Los dos países europeos implicados han rechazado frontalmente las conclusiones del informe y se prevé que nada cambie para el fundador de Wikileaks, encerrado en la embajada de Ecuador en Londres desde junio de 2012 para evitar una extradición a Suecia que, en su opinión, podría desembocar en una entrega posterior a EE UU, donde teme ser acusado por la revelación de documentos secretos.

Los expertos de la ONU, sin embargo, han afirmado que su opinión favorable a la libertad de Assange debe ser cumplida porque es "jurídicamente vinculante en la medida en que está basada en normas internacionales de derechos humanos" y han pedido que se "respete su integridad física y libertad de movimiento". La teoría de que los juicios emitidos por el Grupo de Trabajo de la ONU sobre Detenciones Arbitrarias es vinculante es rechazada por una amplia mayoría de Estados. El mismo grupo hizo idéntica petición de libertad para el opositor venezolano Leopoldo López sin que haya tenido ningún efecto. 

"El señor Assange ha elegido, de forma voluntaria, estar en la embajada ecuatoriana, y las autoridades suecas no tienen ningún control sobre su decisión de estar allí", consta en una respuesta del Ministerio de Asuntos Exteriores sueco al Grupo de Trabajo de la ONU.

Los expertos de la ONU han afirmado que su opinión favorable a la libertad de Assange debe ser cumplida porque es "jurídicamente vinculante"

La Fiscalía sueca ya se había pronunciado al respecto este jueves tras producirse un adelanto del informe de la ONU por la BBC y había subrayado que la declaración del Grupo de Trabajo no tendría "ningún impacto formal en la investigación, de acuerdo con las leyes suecas".

La misma opinión ha sido emitida por la cancillería británica que ha indicado desde Londres, que "Assange nunca ha sido detenido arbitrariamente" y que, en cambio, "está evitando voluntariamente una detención legal al elegir permanecer en la embajada".

El Foreign Office considera que hay una acusación de violación pendiente y una orden de arresto europea emitida por Suecia, a donde las autoridades de Reino Unido tienen la "obligación legal" de extraditarlo.

En una rueda de prensa en Londres por videoconferencia, Assange calificó de "insulto" la respuesta del Gobierno británico a la opinión de Naciones Unidas. El periodista australiano admitió sentirse "exonerado" al conocer la opinión del Grupo de Trabajo y añadió que los comentarios del ministro británico de Exteriores, Philip Hammond, -que tildó de "ridículas" las conclusiones de la ONU-, están "por debajo" de su estatura como canciller y resultan "insultantes" para el trabajo de Naciones Unidas.

"Queda perfectamente claro que estamos hablando de una persecución política"

El ministro ecuatoriano de Relaciones Exteriores, Ricardo Patiño, señaló por su parte que "es tiempo de que dejen libre" al fundador de WikiLeaks. "Queda perfectamente claro que estamos hablando de una persecución política, si no, ¿cómo se explica que dos países tengan arbitrariamente detenido a un ciudadano sin el derecho, ni el mínimo derecho, a la defensa y a la presunción de su inocencia?", argumentó. El canciller dijo que Ecuador debe ahora analizar qué hará, desde el punto legal y de la diplomacia internacional, tras la decisión de la ONU.

El Grupo de Trabajo de la ONU está creado por la Comisión de Derechos Humanos de la ONU y está formado por cinco juristas de alta reputación que sirven a título individual y trabajan de forma independiente respecto a cualquier Gobierno u organización.

De acuerdo con el razonamiento legal, los expertos afirman que "las variadas formas de privación de libertad que ha sufrido Julian Assange constituyen una forma de detención arbitraria" y enumeran su detención inicial en la prisión Wandsworth de Londres, seguida de su arresto domiciliario y de su confinamiento en la Embajada ecuatoriana.

Los juristas critican que, en primer lugar, el activista australiano estuvo aislado y que la Fiscalía sueca actuó con "falta de diligencia en sus investigaciones, lo que ha resultado en una prolongada pérdida de su libertad".

De forma concreta, el Grupo de Trabajo de la ONU establece que en el caso Assange se han violado los artículos 9 y 10 de la Declaración Universal de Derechos Humanos y los artículos 7, 9, 10 y 14 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos.

Los juristas critican que, en primer lugar, el activista australiano estuvo aislado y que la Fiscalía sueca actuó con "falta de diligencia en sus investigaciones

Suecia reclama a Julian Assange desde 2010, cuando la Fiscalía decidió abrir una investigación por varias acusaciones de acoso sexual contra el fundador de Wikileaks. En febrero de 2012, un juez británico aprobó la extradición al país nórdico de Assange, que se hallaba en casa de un amigo en Reino Unido.

Wikileaks, la organización fundada por Julian Assange, ha publicado cientos de miles de cables secretos del Pentágono y la diplomacia estadounidense, entre los documentos desvelados, y divulgados por algunas de las cabeceras más destacadas en Europa, había muchos relativos a las guerras de Afganistán e Irak. La responsable de la filtración, la exsoldado Manning, fue condenada a 35 años de prisión y expulsión del ejército por un tribunal militar. El australiano ha manifestado su temor a ser enviado desde Suecia a EE UU y, una vez allí, ser juzgado también por un tribunal especial y condenado a la pena capital.

Tras unas negociaciones frustradas con las autoridades británicas y suecas para evitar la extradición, Julian Assange se refugió en la embajada ecuatoriana, que le ofreció protección, y en la que lleva encerrado más de tres años y medio.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 75