Obama firma un decreto para extender la baja por enfermedad de los trabajadores

El presidente de EE UU, Barack Obama. (Casa Blanca)
El presidente de EE UU, Barack Obama. (Casa Blanca)

(EFE).- El presidente de EE UU, Barack Obama, firmó hoy lunes un decreto que obliga a las empresas con contratos con el Gobierno a ofrecer a sus empleados hasta siete días pagados por enfermedad al año, lo que se suma a otras medidas que ha tomado en beneficio de los trabajadores ante la inacción del Congreso.

En un discurso ante dirigentes sindicales y trabajadores en la ciudad de Boston, en el Estado de Massachusetts Obama también dijo a los republicanos, que controlan el Congreso, que sería "completamente irresponsable" no aprobar un presupuesto para el nuevo año fiscal antes del 1 de octubre y propiciar con ello otra paralización parcial del Gobierno como la de hace dos años.

El presidente aprovechó la celebración en EE UU del Día del Trabajo para presentar en Boston el nuevo decreto e insistir en que EE UU es la única nación desarrollada del mundo que todavía no garantiza por ley la baja remunerada por maternidad.

"Encuentren una manera" de que las bajas por maternidad o enfermedad pagadas sean "una realidad para todos los estadounidenses", urgió Obama a los congresistas.

El decreto firmado hoy por Obama entrará en vigor en 2017 y beneficiará a unas 300.000 personas que trabajan en compañías que tienen contratos con el Gobierno federal y que, por primera vez, podrán disponer de un máximo de siete días pagados por enfermedad al año, según la Casa Blanca.

Los trabajadores beneficiados podrán usar esos días tanto si ellos están enfermos como si necesitan cuidar de un familiar cercano.

Según la Casa Blanca, unos 44 millones de trabajadores (alrededor de un 40% de la fuerza laboral) del sector privado en EE UU no tienen acceso a una baja pagada por enfermedad y suelen ser los de ingresos medios y bajos los más afectados por esta carencia.

Obama eligió Boston para el anuncio de hoy porque en abril pasado su ayuntamiento aprobó una ordenanza para otorgar seis semanas de permiso de paternidad pagado a los empleados del Gobierno de la ciudad.

Según la Casa Blanca, unos 44 millones de trabajadores del sector privado en EE UU no tienen acceso a una baja pagada por enfermedad

Asimismo, los residentes del estado de Massachusetts aprobaron a finales de 2014 una nueva ley que entró en vigor en todo el estado el 1 de julio para garantizar la baja remunerada por enfermedad.

Ante la inacción del Congreso, de mayoría republicana en ambas cámaras desde enero de 2014, a la hora de sacar adelante sus propuestas económicas, Obama ha dictado una serie de decretos, algunos de ellos relacionadas con la mejora de la situación de los trabajadores.

El año pasado, Obama obligó a las compañías con contratos con el Gobierno federal a aumentar a 10,10 dólares por hora el salario mínimo y en junio anunció un plan del Departamento de Trabajo para extender el pago de horas a extras a cerca de 5 millones de trabajadores.

En su discurso, el presidente aprovechó para destacar los datos que ejemplifican la recuperación del país, como la caída del índice de desempleo en agosto al 5,1%, su nivel más bajo desde abril de 2008, y subrayó que la economía de EE UU es hoy "un punto relativamente brillante" en un contexto de volatilidad mundial.

La medida entrará en vigor en 2017 y beneficiará a unas 300.000 personas

Por ello, Obama advirtió sobre los peligros de que, como ocurrió en 2013, los republicanos vuelvan a tratar de bloquear la aprobación del presupuesto para el año fiscal 2016 en el Congreso, lo que desembocaría en una nueva paralización administrativa en octubre.

Además de criticar a los republicanos, que a su juicio fomentan una política que "hiere" a la clase media, Obama alabó la labor de los sindicatos con motivo del Día del Trabajo.

También participó en las celebraciones del Día del Trabajo el vicepresidente de EE UU, Joseph Biden, quien pronunció un discurso en la ciudad de Pittsburg, en el estado de Pensilvania, acompañado de Richard Trumka, presidente del mayor sindicato del país (AFL-CIO).

Biden enfatizó que "algo está mal" en la economía del país cuando uno ve que el aumento de los salarios no avanza al mismo ritmo que la recuperación y que "el uno por ciento" de los ciudadanos son dueños "del 40 por ciento de la riqueza".

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 11