El hijo de Obiang quiere aplazar el juicio que se le abre hoy en Francia

Teodoro Nguema Obiang, conocido como Teodorín, será juzgado por blanqueo y malversación de fondos. (EFE)
Teodoro Nguema Obiang, conocido como Teodorín, será juzgado por blanqueo y malversación de fondos. (EFE)

(EFE).- El vicepresidente de Guinea Ecuatorial, Teodoro Nguema Obiang Mangue, el hijo del jefe del Estado conocido como Teodorín, va a pedir un aplazamiento al comienzo del juicio que se le abre esta tarde en París por blanqueo y malversación, entre otros cargos.

El plazo para la preparación de la defensa "no es razonable" a la vista del dossier y de la figura de Obiang Mangue, señaló a Efe su abogado Emmanuel Marsigny, que se quejó de que "el proceso se fijó sin concertación" con los letrados del responsable ecuatoguineano.

Además, Marsigny hizo notar que su cliente "no ha sido citado regularmente", ya que el tribunal envió la citación a su propio bufete y no a Malabo, que es donde reside el encausado.

Por eso, dijo que Teodorín no estará presente en este juicio, que inicialmente debería prolongarse durante varias sesiones hasta el próximo día 12.

Marsigny tiene intención de plantear su demanda de aplazamiento desde el comienzo de la audiencia, previsto a las 13:30 en el Tribunal Correccional de París.

Igualmente quiere que los magistrados examinen el pronunciamiento de la Corte Internacional de Justicia (CIJ), que el pasado 7 de diciembre optó por no pronunciarse -dijo que no tenía jurisdicción para hacerlo- acerca de la inmunidad diplomática que había defendido Guinea Ecuatorial para impedir que su vicepresidente se tenga que sentar en el banquillo de un tribunal francés.

Marsigny hizo notar que su cliente "no ha sido citado regularmente", ya que el tribunal envió la citación a su propio bufete y no a Malabo, que es donde reside el encausado

La CIJ no atendió esa solicitud pero sí prohibió a Francia irrumpir en un palacete de la avenida Foch de París al considerarlo una legación diplomática.

La justicia francesa se había incautado en ese inmueble de diferentes bienes (mobiliario, obras de arte y otros objetos de valor) en el marco de la instrucción, que se abrió por las denuncias de Transparencia Internacional y Sherpa.

El total de bienes requisados en esta instrucción tiene un valor fluctuante, que inicialmente se estimó entre 100 y 150 millones de euros.

Estas dos ONG le acusaron de haber abusado de su posición para enriquecerse personalmente y eso condujo a su imputación por blanqueo, malversación de fondos públicos, abuso de bienes sociales, abuso de confianza y corrupción.

Marsigny asegura que el hijo del presidente de Guinea Ecuatorial ganó el dinero de su fortuna personal de forma legal en su país.

El tribunal, después de escuchar a la defensa, a la Fiscalía y a la acusación particular, debería pronunciarse sobre todas esas demandas, así como examinar las consecuencias de la ausencia del acusado, señalaron a Efe fuentes judiciales.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 0