Ordenan juicio contra el presunto autor material de la desaparición de los 43 normalistas

marcha Ayotzinapa
Muchos mexicanos señalan al presidente Peña Nieto como responsable último de la tragedia de Ayotzinapa. (Luz Escobar/14ymedio)

(EFE).- Un juez mexicano ordenó procesar a Gildardo López Astudillo, alias el Gil, por el delito de delincuencia organizada al estar vinculado con la d esaparición de 43 alumnos de la Escuela Normal de Ayotzinapa el 26 de septiembre de 2014 en Iguala.

El Consejo de la Judicatura Federal (CJF) indicó este lunes en un comunicado que el Raúl Valerio Ramírez, titular del Juzgado Tercero de Distrito de Procesos Penales Federales en el Estado de México, dictó auto de formal prisión por su probable responsabilidad en el delito de delincuencia organizada.

Ramírez actuó en auxilio del Juzgado Primero de Distrito de Procesos Penales Federales en el estado de Tamaulipas, que había ordenado la captura y exhortó al juez a recabar la declaración preparatoria y resolver la situación jurídica del inculpado.

López, presunto miembro del cártel de Guerreros Unidos, fue ingresado el pasado 18 de septiembre al penal de máxima seguridad del Altiplano, en el municipio de Almoloya de Juárez, central Estado de México.

Las fuerzas de seguridad mexicanas lo detuvieron el 16 de septiembre en la ciudad de Taxco, en el sureño estado de Guerrero.

El sujeto actuaba como presunto jefe de un grupo dedicado a la extorsión y a la distribución de droga, especialmente en los municipios de Iguala y Cocula

El sujeto actuaba como presunto jefe de un grupo dedicado a la extorsión y a la distribución de droga, especialmente en los municipios de Iguala y Cocula.

El Gil está vinculado con la desaparición de 43 estudiantes de la Escuela Normal de Ayotzinapa el 26 de septiembre de 2014 en Iguala. Varios imputados en este caso lo señalan directamente como el autor material.

Según la versión oficial, esa noche un grupo de policías a sueldo de Guerreros Unidos dispararon en Iguala contra decenas de estudiantes por órdenes del entonces alcalde, José Luis Abarca, supuestamente para evitar que sabotearan un acto oficial.

Seis personas murieron, incluidos tres alumnos de la Normal Rural de Ayotzinapa, y 43 jóvenes fueron detenidos por los policías y entregados a miembros de Guerreros Unidos, quienes presuntamente los asesinaron y quemaron en el basurero de Cocula.

Sin embargo, el grupo de expertos de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) que estudia el caso desde marzo pasado aseguró en un informe reciente que es imposible que los jóvenes fueran incinerados allí y denunció graves irregularidades en la investigación.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 0