Panamá deportó a 478 extranjeros en lo que va de año, cuatro de ellos cubanos

Cubanos atraviesan la selva del Darien para llegar a Panamá. (Cortesía a '14ymedio')
Cubanos atraviesan la selva del Darien para llegar a Panamá. (Cortesía a '14ymedio')

El Servicio Nacional de Migración de Panamá ha deportado en lo que va de año un total de 478 extranjeros a sus países de origen, según informó la oficina a través de un comunicado oficial.

Según explica la nota, la entidad migratoria deportó y ordenó el impedimento de entrada al territorio panameño de migrantes que ingresaron al país de manera irregular, permanecían en él de forma indocumentada o incurrían en "conductas que riñen la moral y las buenas costumbres".

Las principales nacionalidades que encabezan el listado de los deportados son los colombianos, con un total de 213 personas, y los nicaraguenses, con alrededor de 100.

En declaraciones a 14ymedio, el organismo argumentó que entre los deportados se encuentran cuatro cubanos que fueron trasladados a la Isla tras ser detenidos en el territorio sin portar la documentación necesaria. Se presume que sean los mismos individuos a los que Migración detuvo a las afueras de los albergues de Cáritas Panamá donde se refugian decenas de isleños que han quedado varados en su camino a Estados Unidos.

"El ciudadano que es deportado no puede ingresar en Panamá en un lapso de cinco a diez años a partir de la fecha de su deportación", aclara la nota, que además indica que el 89% de los deportados son hombres y un 11% mujeres. En comparación con el mismo período del año precedente las deportaciones sufrieron un declive, reportándose 78 personas menos en éste.

Las principales nacionalidades que encabezan el listado de los deportados son los colombianos, con un total de 213 personas, y los nicaraguenses, con alrededor de 100

Por su ubicación geográfica Panamá constituye un enclave para el tránsito de miles de inmigrantes indocumentados que buscan llegar a la frontera sur estadounidense. Solo este año, el país ha tenido que hacer dos operaciones de traslado humanitario de unos 5.000 cubanos que quedaron varados en su territorio.

El pasado 9 de mayo el presidente panameño Juan Carlos Varela cerró las fronteras de su país a indocumentados para impedir el tráfico humano. Tras la avalancha de inmigrantes transcontinentales, haitianos y cubanos que, provenientes de Colombia hace unas semanas, penetraron por la selva del Darién el país implementó la operación "Flujo Controlado" para dar ayuda a los migrantes siempre que continuaran su camino. El cierre de las fronteras de Nicaragua y Costa Rica ha complicado la operación y actualmente se cuentan en centenares las personas que han quedado atrapadas dentro del país, sin posibilidad de continuar su ruta.

En los últimos años Panamá ha desmantelado 13 organizaciones dedicadas a la trata de personas en su territorio rescatando a más de 120 víctimas. Una gota en el océano que supone el tráfico transcontinental que genera millones de dólares en ganancias.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 0