Panamá trasladará a unos 300 cubanos a un albergue en la frontera con Costa Rica

Centenares de cubanos permanecen en tiendas de campaña en Panamá. (EFE)
Centenares de cubanos permanecen en tiendas de campaña en Panamá. (EFE)

(EFE).- El Gobierno de Panamá anunció este martes que trasladará a unos 300 cubanos que llevan meses en una casa de la Iglesia católica, en la capital, a un albergue estatal cerca de la frontera con Costa Rica, "mientras se estudia y define su situación".

El Ministerio de Seguridad será el encargado de gestionar el traslado de los migrantes irregulares que viven actualmente en la sede de la Pastoral Cáritas hasta el albergue de Los Planes, ubicado en el distrito de Gualaca, en la provincia fronteriza de Chiriquí, indicó la Secretaría de Comunicación del Estado.

Allí, los migrantes "recibirán alimentación y alojamiento temporal, mientras se estudia y define su situación", precisó el Gobierno.

La medida "se aplicará de manera excepcional a los migrantes cubanos que quedaron en el país a partir del cambio de política migratoria en Estados Unidos", alertó el Gobierno.

A principios del pasado enero, EE UU anunció el fin de la política "pies secos/pies mojados", que se adoptó en 1995 y que daba a los cubanos la posibilidad de obtener la residencia permanente un año después de llegar a territorio estadounidense, incluso si lo hacían ilegalmente, siempre que no fueran interceptados en el mar.

"Aquellos migrantes que ingresen al territorio nacional de forma irregular a partir de la fecha, serán deportados o devueltos al país del cual provienen, en cumplimiento de la legislación vigente"

La medida motivó a las autoridades panameñas a endurecer los controles.

"Aquellos migrantes que ingresen al territorio nacional de forma irregular a partir de la fecha, serán deportados o devueltos al país del cual provienen, en cumplimiento de la legislación vigente", precisaron hoy las autoridades de Panamá.

El presidente panameño, Juan Carlos Varela, que la semana pasada criticó las condiciones del albergue de Cáritas y dio un plazo de 30 días a la organización religiosa para cerrarlo, se reunió este martes con el presidente de la Pastoral Social, José Luis Lacunza, y el Arzobispo de Panamá, José Domingo Ulloa.

"Si se van a quedar en el país más tiempo esperando algunas cosas, deben estar en un albergue más digno, y ese fue mi mensaje", insistió Varela el lunes.

El paso de cubanos por Centroamérica es un fenómeno que ha crecido en los últimos años con el deshielo entre La Habana y Washington.

Panamá recibió en 2016 más de 27.000 migrantes irregulares, muchos de ellos cubanos, aunque también haitianos, africanos y asiáticos, que entraron por la selva del Darién, frontera natural con Colombia, en su tránsito hacia EE UU, según datos oficiales.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentario 1