Pyongyang arremete contra Pekín y Moscú por su apoyo a las sanciones

El Consejo de Seguridad de la ONU envió sus condolencias a la familia del diplomático asesinado y al Gobierno ruso. (Twitter)
El Consejo de Seguridad de la ONU aprobó sanciones contra Corea del Norte con el apoyo de Rusia y China, tradicionalmente aliados del régimen. (Twitter)

(EFE).- Corea del Norte dijo que tanto China y Rusia, dos de sus socios cercanos, y el resto de países que han apoyado las últimas sanciones de la ONU contra el régimen de los Kim por sus ensayos de misiles deberían "sentir vergüenza" y "pagar caro" por ello.

En un texto publicado este martes por la agencia estatal de noticias KCNA, el régimen recuerda que el presidente estadounidense, Donald Trump, al que considera el principal impulsor de las sanciones, "extendió su agradecimiento a China y Rusia por cooperar en la adopción de la resolución".

Los países que apoyaron las sanciones, opina Pyongyang en el texto, lo han hecho "tras dejar atrás su credo, su conciencia y obligaciones y deberían sentir vergüenza ante la conciencia del mundo, reflexionar profundamente sobre sus errores ante la severa corte de la historia y de la humanidad y pagar caro por ello".

Los países que apoyaron las sanciones, opina Pyongyang, lo han hecho "tras dejar atrás su credo, su conciencia y obligaciones y deberían sentir vergüenza ante la conciencia del mundo"

El documento también acusa a los 15 países que apoyaron unánimemente el castigo de "estar asustados por las amenazas de sanciones de EE UU".

No es habitual que Corea del Norte se dirija con tanta dureza a China y Rusia, ambos miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU con derecho de veto pero que al igual que los otros 13 miembros del órgano dieron su visto bueno el pasado sábado a las nuevas sanciones.

El comentario parece reflejar el deterioro de Pyongyang con su entorno más cercano ante la escalada de sus pruebas de armas y también su enojo por la dureza de este nuevo castigo de la ONU.

China manifestó el lunes su total apoyo a las nuevas sanciones dictadas, aunque resaltó la necesidad de que estas medidas no afecten en exceso a la economía norcoreana.

La Resolución 2371 aprobada el sábado por el Consejo de Seguridad, del que China forma parte, "sirve al objetivo de salvaguardar la paz y la estabilidad" y de "avanzar en la desnuclearización", destacó en un comunicado el portavoz de Asuntos Exteriores chino, Geng Shuang.

La resolución "refleja la unánime posición de los miembros del Consejo de Seguridad", añadió Geng, quien puntualizó que las sanciones "deben evitar negativos efectos contra actividades económicas y cooperación que no estén prohibidas", como la ayuda humanitaria o el intercambio de alimentos.

El presidente de EE UU, Donald Trump, ha reiterado con frecuencia sus dudas sobre la relación entre China y Corea del Norte, por su afinidad ideológica y el hecho de que Pekín sea el principal socio comercial y fuente de ayuda económica del aislado régimen norcoreano.

El portavoz de Exteriores chino advirtió de que "la situación en la península de Corea sigue siendo compleja y sensible", por lo que pidió a los países implicados que se contengan y "hagan esfuerzos para aliviar las tensiones"

Ayer mismo, el jefe del Comando del Pacífico de EE UU, el almirante Harry Harris, manifestó escepticismo hacia China a la hora de apoyar las nuevas sanciones contra Pyongyang.

Frente a esas dudas, el portavoz de Exteriores chino advirtió de que "la situación en la península de Corea sigue siendo compleja y sensible", por lo que pidió a los países implicados que se contengan y "hagan esfuerzos para aliviar las tensiones".

Geng reiteró la propuesta china de "doble suspensión", lanzada hace unos meses por el ministro de Asuntos Exteriores, Wang Yi, y en la que Pekín sugiere ofrecer a Corea del Norte el fin de las maniobras estadounidenses y surcoreanas en aguas cercanas a cambio de que Pyongyang detenga sus pruebas atómicas y de misiles.

El conflicto actual se complica debido a la oposición de China a la instalación en territorio surcoreano del escudo antimisiles estadounidense THAAD, en teoría diseñado como defensa para armamento de Corea del Norte pero que según Pekín también amenaza su seguridad, ya que su radio de alcance incluye territorio chino.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 5