Rusia sostiene que la aviación siria bombardeó un arsenal de armas tóxicas de rebeldes

El secretario general de la ONU, António Guterres, pide una "clara investigación" para "eliminar todas las dudas" sobre la autoría del ataque químico

Un hombre herido recibe tratamiento médico en un hospital de campaña tras un ataque aéreo perpetrado supuestamente por las fuerzas leales al gobierno sirio. (EFE/Mohammed Badra)
Hombres heridos reciben tratamiento médico en un hospital de campaña tras un ataque aéreo perpetrado supuestamente por las fuerzas leales al gobierno sirio. (EFE/Mohammed Badra)

(con información de efe).- El secretario general de la ONU, António Guterres, pidió hoy una "clara investigación" para "eliminar todas las dudas" sobre la autoría del ataque químico en la localidad de Jan Shijún, en el norte de Siria, en el que murieron 72 personas, entre ellas 20 menores.

"Creo que necesitamos una muy clara investigación para eliminar todas las dudas, y necesitamos que haya una responsabilidad basada en los resultados de esa investigación", indicó Guterres a su llegada a la conferencia internacional sobre Siria en Bruselas.

Según Guterres, este ataque demuestra que, "desafortunadamente, los crímenes de guerra continúan en Siria" y que "se sigue violando frecuentemente la ley humanitaria".

"La aviación siria bombardeó en la zona de Jan Shijún, un gran depósito de armamento de los terroristas... En el territorio de ese depósito se encontraba un taller para la producción de minas con sustancias tóxicas"

"Hemos pedido responsabilidades por estos crímenes", dijo, y recordó que el Consejo de Seguridad de la ONU se reunirá hoy para abordar este tema.

Las declaraciones coinciden en el tiempo con las de Rusia, que afirmó que la aviación siria bombardeó el martes, durante una hora, un depósito de armas de los insurgentes que albergaba un taller para la producción de armas "tóxicas" destinadas a Irak.

"Según los medios rusos de control del espacio aéreo, ayer, entre las 11.30 y las 12.30 hora local, la aviación siria bombardeó en la zona de Jan Shijún, un gran depósito de armamento de los terroristas... En el territorio de ese depósito se encontraba un taller para la producción de minas con sustancias tóxicas", informó el portavoz del Ministerio de Defensa ruso, general Igor Konashenkov.

"Desde este enorme arsenal de armamento químico, los combatientes las enviaban al territorio de Irak. Su utilización por los terroristas ha sido demostrada tanto por las organizaciones internacionales como por el gobierno de ese país", agregó la declaración del portavoz ruso.

Rusia había negado ayer que su aviación hubiera bombardeado en esa zona y perpetrado ese ataque contra los rebeldes, después de que el Observatorio Sirio de Derechos Humanos denunciara el ataque químico. "Los aviones de las Fuerzas Aéreas de Rusia no han efectuado ningún ataque en la zona en torno a la localidad de Jan Shijún, en la provincia de Idleb", informó ayer el Ministerio de Defensa ruso en un comunicado.

Medios occidentales, que citaron al Observatorio Sirio de Derechos Humanos, habían informado de que la aviación rusa o siria atacó con armas químicas las inmediaciones de dicha localidad, lo que fue calificado por Moscú de "falsedades antirrusas".

Desde el inicio de la intervención aérea rusa en Siria hace más de un año y medio, Moscú ha negado todas y cada una de las acusaciones de bombardeos indiscriminados contra la población civil del país árabe.

Jean-Marc Ayrault: "Moscú reconoce que ha habido sobrevuelos y que son aviones sirios, que de hecho son rusos, los que dispararon misiles"

Por su parte, el ministro francés de Exteriores, Jean-Marc Ayrault, consideró que "no hay duda sobre la responsabilidad del régimen de Damasco, del régimen sirio". "Moscú reconoce que ha habido sobrevuelos y que son aviones sirios, que de hecho son rusos, los que dispararon misiles", agregó. En su opinión, "lo que ha pasado es, de nuevo, una tragedia más".

Recordó que el uso de armas químicas "está prohibido por el tratado que las veta y que Siria firmó en 2013", a pesar de que el país "sigue utilizando armas químicas" y cada vez productos "aún más tóxicos".

"Hay muertos, hay heridos. Es la razón por la que no podemos cerrar los ojos. Por eso hemos pedido una resolución del Consejo de Seguridad. Espero que se adopte una resolución de condena y que pida la verdad y responsabilidades", apuntó.

El ministro de Exteriores del Reino Unido, Boris Johnson, también se ha sumado a la postura y ha responsabilizado al régimen del ataque. "Todas las pruebas que he visto sugieren que fue el régimen de Asad quien lo hizo, con total conocimiento de que estaban usando armas ilegales en un ataque bárbaro contra gente corriente", indicó Johnson a la prensa a su llegada a la conferencia internacional sobre Siria.


Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 24