San José acoge una reunión para tratar la problemática de los migrantes cubanos

El canciller costarricense afirma en una entrevista con el Miami Herald que su país "ya dio todo lo que podía dar"

Migrantes en Panamá.
Migrantes instalados en un campamento provisional en Panamá. (Facebook)

La reunión de vicecancilleres de Relaciones Exteriores y directores de migración de los países implicados en el flujo migratorio cubano comenzará la mañana de este martes en el hotel Crowne Plaza Corobicí de la capital costarricense con el objetivo de "dar seguimiento" a encuentros anteriores efectuados en El Salvador, Guatemala y México.

"El tema debe atenderse de manera estructural", asegura Manuel González, canciller costarricense, en una entrevista El Nuevo Herald. El dirigente afirmó también que este asunto "requiere constante observación, así como prever medidas para la migración ordenada de los migrantes cubanos que se encuentran en tránsito por los países de nuestra región". A la cita también asistirá una representación de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).

En estos momentos, más de 2.000 cubanos se encuentran del lado de la frontera panameña esperando algún tipo de visa de tránsito para continuar su ruta hacia Estados Unidos. Cientos de ellos proceden de Ecuador, país que tras la crisis migratoria creada a fines del año pasado impuso un régimen de visado a los ciudadanos cubanos, pero al que Costa Rica pedirá más severidad en los requisitos.

Manuel González también dejó claro en sus declaraciones que los migrantes que lleguen y los que están ya en Panamá no pasarán a Costa Rica

Manuel González también dejó claro en sus declaraciones que los migrantes que lleguen y los que están ya en Panamá no pasarán a Costa Rica, país que, según él, "no los puede, ni los va a recibir". Además, argumentó la necesidad de derogar la conocida Ley de Ajuste Cubano pues, a su juicio, las oleadas migratorias van a continuar dándose en la medida en que la legislación norteamericana favorezca la migración desde la Isla.

"Costa Rica ya dio todo lo que podía dar, hizo más de lo que tenía que hacer y no estamos definitivamente en capacidad de afrontar, ni siquiera en conjunto y mucho menos solos, como lo hicimos en el pasado, una situación similar a la que vivió el país", aseguró el canciller a El Nuevo Herald. Mientras tanto, en el vecino Panamá se habilita otro albergue para acoger a más de 1.300 cubanos que se espera que arriben en los próximos días.

Cifras de migrantes cubanos en Centroamérica
Cifras de migrantes cubanos en Centroamérica


Desde Ecuador a Panamá, migrantes cubanos han hecho múltiples llamados a la solidaridad con su causa. Desde el país andino, la Alianza Nacional Cubana de Ecuador ha colgado un video en su canal de YouTube en que Roxana Acanda, una caribeña que reside en ese país, lee una carta abierta a los reunidos en San José a nombre de "los familiares de los desaparecidos, de las cubanas ultrajadas y de nuestros niños". El propósito de la grabación es pedir "un acuerdo que logre el tránsito seguro de aquellos que desean emigrar en busca de un sueño".

Para Olga Lidia Sierra Guerra, otra cubana residente en Ecuador, la reunión de este martes será crucial, pues en caso que no se logre el pretendido acuerdo para crear un puente aéreo seguro se lanzará a la frontera de la mano de coyotes. Lo mismo han manifestado a este diario varias personas consultadas, pues, aunque el Gobierno de esa nación ha comenzado a implementar un plan para regularizar a miles de cubanos indocumentados en su territorio mediante visas de trabajo, los migrantes afirman que los costos del papeleo y las pocas garantías de conseguir empleo los inclinan a seguir camino a Estados Unidos.

Los coyotes cobran alrededor de 4.500 dólares por llevarlos hasta la frontera sur de Estados Unidos

En Panamá, muchos de los migrantes allí varados se encuentran "muy desanimados y con pocas esperanzas de que esta reunión traiga algo bueno", dice a 14ymedio Reiner Martínez vía Messenger. Algunos de ellos llevan meses esperando la oportunidad de cruzar el istmo para reunirse con sus familiares en Miami, pero la falta de recursos económicos les ha impedido continuar el viaje.

Los coyotes cobran alrededor de 4.500 dólares por llevarlos hasta la frontera sur de Estados Unidos, una cifra inalcanzable para estos indocumentados, muchos de los cuales trabajan de forma ilegal. Ernesto Perdomo es uno de ellos, cobra 10 dólares al día por la labor que realiza en una carpintería de Paso Canoas. "Yo creo que habrá un resultado positivo de esta reunión, somos casi 3.000 cubanos, la deportación está descartada", asegura. "Aunque los cubanos somos personas pacíficas, si nos intentan deportar a Cuba, ahí sí que se forma la guerra", añade pese a su aparente seguridad.

Con el restablecimiento de relaciones diplomáticas entre Estados Unidos y Cuba el 17 de diciembre de 2014 y el deterioro de las condiciones de vida en los últimos años, muchos cubanos intentan llegar a Estados Unidos por temor a que se elimine la política de pies secos/pies mojados que permite la entrada a territorio estadounidense y la posterior regularización bajo la la Ley de Ajuste Cubano. La oficina de Aduanas y protección de fronteras de Estados Unidos informó de que el pasado año más de 43.000 cubanos se acogieron a este privilegio. En lo que va de 2016, 27.644 ciudadanos de la Isla se han presentado en los puntos fronterizos, lo que representa un aumento significativo por aire, mar y tierra de la migración cubana, superando la crisis de los balseros de los años noventa del pasado siglo.


Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentario 1