Santos afirma que las operaciones contra las FARC no se detendrán tras 26 muertos

La guerrilla suspende su tregua unilateral por las víctimas del bombardeo

El presidente colombiano, Juan Manuel Santos. (Facebook)
El presidente colombiano, Juan Manuel Santos. (Facebook)

(EFE).- El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, aseguró este viernes que las operaciones contra las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FARC) "no se detendrán", al informar de que fueron 26 los guerrilleros muertos el jueves en un bombardeo de las Fuerza Militares contra un campamento de ese grupo armado en el departamento del Cauca, en el suroeste del país.

En una declaración hecha en la sede de la Presidencia acompañado por el ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, y el mando militar, Santos afirmó que en el bombardeo en una zona rural del municipio de Guapi hubo "26 bajas, un menor de edad recuperado, que se encontraba herido y recibió atención médica".

Según el jefe de Estado, en la operación fue incautado "importante armamento", como 37 fusiles y una ametralladora M-60. La noticia la dieron anoche fuentes del Ministerio de Defensa que hablaban de al menos 18 guerrilleros muertos hasta ese momento.

El gobernante recordó que, desde que comenzaron los diálogos de paz con las FARC en Cuba, hace 30 meses, fue claro al señalar que "las operaciones (militares) no se detendrían y no se detendrán. Que nadie se llame a engaños".

Según dijo Santos, los guerrilleros muertos en el bombardeo eran los responsables del "infame ataque" realizado en noviembre contra una puesto policial en isla Gorgona, en el Pacífico, en el que murió un oficial de Carabineros.

Los guerrilleros caídos, según las explicaciones del gobernante, formaban además parte del bloque que llevó a cabo el ataque en el que murieron once soldados en una zona rural de Buenos Aires, también en el Cauca, el pasado 15 de abril.

"¿Cuántos muertos más necesitamos para entender que ha llegado la hora de la paz?", se preguntó el presidente

El presidente felicitó al alto mando militar por el bombardeo de ayer jueves, que consideró "un trabajo de entrega y valentía", y recordó que tras el ataque a Gorgona ordenó a las Fuerzas Militares intensificar su actividad para hallar a los responsables.

Resaltó que la operación también representa un golpe contra "el narcotráfico, minería ilegal y la extorsión", ya que este grupo era "el principal responsable de esas actividades criminales en la región".

"Ya la guerrilla estará pensando en acciones de retaliación, pero esa es justamente la espiral de violencia, odio, venganza y retaliación que nos han conducido a 50 años de guerra", sostuvo el presidente, que instó a transformar esa actitud en "una espiral de perdón y reconciliación".

La orden de bombardear el campamento de las FARC, subrayó, fue "una acción legítima del Estado en defensa y protección de la ciudadanía" que "la mayoría de los colombianos aplauden".

No obstante, aseguró que le "sigue desgarrando el corazón ver el dolor de padres y madre enterrando a sus hijos", ya sean guerrilleros, soldados o civiles, a causa del prolongado conflicto armado que, afirmó, desea terminar. Para ello, reiteró a los negociadores de las FARC que es la hora de acelerar las negociaciones.

"¿Cuántos muertos más necesitamos para entender que ha llegado la hora de la paz?", se preguntó.

Las FARC suspendieron este viernes el alto el fuego unilateral e indefinido que iniciaron el pasado 20 de diciembre, como consecuencia de la muerte de 26 guerrilleros ayer jueves en el bombardeo.

"Contra nuestra voluntad tenemos que proseguir el diálogo en medio de la confrontación", lamenta la guerrilla

"No estaba en nuestra perspectiva la suspensión de la determinación del cese el fuego unilateral e indefinido (...), pero la incoherencia del Gobierno (de Juan Manuel) Santos lo ha logrado", afirma el Secretariado de las FARC en un comunicado.

El comando del grupo armado destaca en el documento, fechado en las "Montañas de Colombia", que la decisión llega tras "cinco meses de ofensivas terrestres y aéreas" contra sus estructuras "en todo el país".

Desde finales de diciembre, la guerrilla ha denunciado en varias ocasiones que su tregua estaba en peligro por las operaciones que dejaron varios guerrilleros muertos en Colombia, si bien el bombardeo de este jueves ha precipitado su suspensión.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentario 1