Santos da prioridad a ayuda humanitaria y espera a instancias internacionales

Los retornados son atendidos por las Fuerzas Militares, la policia y Defensa Civil colombianas. (@mindefensa)
Los retornados son atendidos por las Fuerzas Militares, la policia y Defensa Civil colombianas. (@mindefensa)

(EFE).- El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, puso este viernes el foco en la asistencia humanitaria a los más de 5.000 de sus compatriotas deportados o que han retornado de Venezuela, mientras su Gobierno espera la intervención de organismos internacionales para resolver la crisis fronteriza.

Cúcuta, capital del departamento de Norte de Santander, es el principal paso fronterizo con Venezuela por su vecindad con San Antonio, en el estado Táchira, y desde hace cinco días recibe a miles de colombianos que han tenido que abandonar ese país.

Son, por el momento, unos 1.088 deportados y hasta 4.260 personas que han regresado de manera apresurada con electrodomésticos, camas y otro enseres y que ahora conviven en albergues del Gobierno o en improvisadas tiendas de campaña en las afueras de la ciudad, en la margen izquierda del río Táchira, que divide los dos países.

"Nuestra prioridad ha sido y sigue siendo la atención de la emergencia humanitaria (...) atender debidamente a nuestros compatriotas", manifestó Santos al término de un consejo extraordinario de ministros en el que se trató la situación.

El Gobierno colombiano ya había anunciado ayuda para el alquiler de vivienda y empleos, pero mientras eso llega asiste con alimentos, colchones y kits de higiene personal a los hombres, mujeres y niños que perdieron prácticamente todo lo poco que habían logrado acumular en sus años en San Antonio del Táchira y localidades vecinas.

Otra de las prioridades es reunir a las familias colombianas que, en medio del éxodo, se han separado dando lugar a que muchos no hayan cruzado aún la frontera por proteger los enseres que mantienen en Venezuela y que no pueden transportar.

"Sigue siendo prioridad la exigencia de que las autoridades venezolanas faciliten la reunificación de las familias y faciliten la recogida de sus pertenencias que quedaron al otro lado de la frontera", subrayó Santos.

Las denuncias de Colombia comenzaron a dar frutos con el anuncio de la ministra de Relaciones Exteriores, María Ángela Holguín, de que la reunión extraordinaria de cancilleres de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), que pidió ayer por orden de Santos, se celebrará el próximo 3 de septiembre en Quito

Por su parte, el alcalde de Cúcuta, Donamaris Ramírez, dijo que anoche fue abierto otro albergue, con capacidad para 600 personas, "y seguramente nos corresponderá abrir aún otro más".

El alcalde, que ha ganado notoriedad por la firmeza con la que ha condenado la política de Maduro contra los colombianos en el marco de una lucha contra el contrabando y supuestos paramilitares, dijo que el próximo miércoles lo denunciará en Washington ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) por delitos de lesa humanidad.

"Es la única manera de que este reyezuelo en lo que se ha convertido Nicolás Maduro entienda que no puede seguir haciendo lo que quiere, convirtiendo sus acciones en un éxodo y expulsando de esa manera a los colombianos", manifestó a Efe.

Recurrir a las instancias internacionales forma parte de la estrategia adoptada por Colombia para hacer frente a las agresiones contra sus ciudadanos en Venezuela y a las advertencias de Maduro de que no pretende reabrir la frontera de Cúcuta-San Antonio, cerrada hace nueve días, y de que extenderá el estado de excepción a otros municipios fronterizos del Táchira.

En este punto, las denuncias de Colombia comenzaron a dar frutos este viernes con el anuncio de la ministra de Relaciones Exteriores, María Ángela Holguín, de que la reunión extraordinaria de cancilleres de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), que pidió ayer por orden de Santos, se celebrará el próximo 3 de septiembre en Quito.

Se espera que en ese encuentro se den los primeros pasos para solucionar el litigio, algo que podría ocurrir antes si Maduro y Santos se reúnen cara a cara, tal y como planteó hoy el mandatario venezolano.

La respuesta desde Bogotá, según indicó Holguín, es que Santos "está atento" al momento en que Maduro, que no ha respondido sus anteriores intentos de comunicación, esté dispuesto a conversar.

El Gobierno colombiano espera también que el próximo lunes la Organización de Estados Americanos (OEA) fije una fecha para abordar la cuestión fronteriza y, en palabras de Santos, mostrar "al mundo lo que está sucediendo, la verdad".

Por el momento, Colombia cuenta con la declaración de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), que urgió este viernes a Venezuela a detener de manera inmediata "cualquier expulsión colectiva, arbitraria o sumaria" de sus ciudadanos.

Otro logro que Santos sumó hoy, casi un milagro político, es la inédita alianza de todos los partidos con representación en el Congreso para respaldar su posición ante Venezuela.

El entendimiento ha llegado incluso al expresidente y senador Álvaro Uribe, líder de la oposición, que anunció su apoyo a "todas las medidas enérgicas" que el Gobierno emprenda en la crisis fronteriza.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 2