"EE UU y Cuba nunca tuvieron relaciones normales", dice Bruno Rodríguez

 El canciller cubano advirtió de que se abre un largo camino, debido a las diferencias que persisten entre los dos Gobiernos sobre varios asuntos. "Es grande el desafío, ya que EE UU y Cuba nunca tuvieron relaciones normales pese a siglo y medio de intercambios entre sus pueblos", agregó
Bruno Rodríguez durante el discurso de la ceremonia de apertura de la embajada de Cuba en Washington.

La bandera de Cuba ondea ya en su embajada en Washington tras el restablecimiento oficial este lunes de las relaciones diplomáticas con Estados Unidos después de casi 55 años de hostilidad. Para La Habana, sin embargo, solo se trata de un primer paso hacia la normalización de las relaciones entre los dos países, un proceso que califica de "gran desafío" debido a las diferencias entre ambos Gobiernos.

"Con el establecimiento de las relaciones diplomáticas y la reapertura de las embajadas culmina hoy la primera etapa del diálogo bilateral", destacó el ministro de Exteriores cubano, Bruno Rodríguez, en la ceremonia del izado de la bandera cubana, en el edificio que desde 1977 acogía la Sección de Intereses de Cuba en EE UU. 

En los alrededores del edificio, un grupo de manifestantes acompañaba el discurso de Rodríguez con gritos como "Cuba sí, Castro No"; "Libertad para Cuba"; "Democracia"; "Libertad para los presos políticos". Mientras algunos coreaban "Viva Cuba", otros respondían con "Libre".

El canciller, sin embargo, advirtió de que se abre un largo camino, debido a las diferencias que persisten entre los dos Gobiernos sobre varios asuntos. "Es grande el desafío, ya que EE UU y Cuba nunca tuvieron relaciones normales pese a siglo y medio de intercambios entre sus pueblos", agregó.

"Hoy se abre la oportunidad para empezar a trabajar para una nueva relación, distinta de todo lo anterior. El Gobierno cubano compromete toda su voluntad. Solo la eliminación del bloqueo, la devolución del territorio ocupado de Guantánamo y el respeto de la soberanía de Cuba darán sentido a lo que estamos viviendo hoy".

Rodríguez insistió en la voluntad de Cuba para trabajar "con ánimo constructivo, pero sin injerencia en asuntos internos" de la Isla.

El canciller cubano quiso agradecer al presidente estadounidense, Barack Obama, "su llamado a levantar el bloqueo".

Rodríguez viajó a Washington a la cabeza de una delegación de unas 30 personas para presidir la ceremonia de reapertura de la legación cubana, como parte del histórico acercamiento diplomático entre ambos países iniciado el pasado 17 de diciembre. Es el primer canciller cubano que visita Washington desde 1959. 

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 64