Taiwán reafirma soberanía y compromiso con la paz ante declaraciones de Obama

El presidente Barack Obama en rueda de prensa. (Archivo EFE)
El presidente Barack Obama en rueda de prensa. (Archivo EFE)

(EFE).- Taiwán es un país "soberano" comprometido con "mantener relaciones pacíficas y estables" con China continental, y que busca mantener "su democracia y libertad", dijo hoy la ministra del Consejo de China Continental, Chang Hsiao-yueh.

Chang hizo estas declaraciones, durante una rueda de prensa, en relación a las recientes declaraciones del presidente saliente estadounidense Barack Obama sobre las relaciones entre Estados Unidos, China y Taiwán y la política de la una China.

El objetivo central del desarrollo nacional es asegurar "el desenvolvimiento sostenible de su sistema democrático" y "participar en organizaciones internacionales con dignidad", señaló Chang.

La isla agradece a Estados Unidos su apoyo a los esfuerzos taiwaneses por mantener una política pragmática hacia China, señaló la ministra isleña, quién instó a Pekín a reanudar el diálogo con la isla y a adoptar una actitud práctica y racional.

Obama, en su conferencia de prensa de fin de año, se refirió a los lazos con China y Taiwán, en respuesta a pregunta sobre si se podría dar un nuevo enfoque a la política hacia China como sugirió el presidente electo de Estados Unidos Donald Trump.

"China considera a Taiwán como parte de China, pero reconoce que tiene que acercarse a Taiwán como una entidad que tiene sus propios modos de hacer las cosas"

"China considera a Taiwán como parte de China, pero reconoce que tiene que acercarse a Taiwán como una entidad que tiene sus propios modos de hacer las cosas", dijo Obama.

"Los taiwaneses han acordado que, mientras puedan continuar funcionando con cierto grado de autonomía, no cargarán y declararán la independencia. Y ese estatus quo, aunque no completamente satisfactorio para ninguna de las partes, ha mantenido la paz y ha permitido a los taiwaneses tener una economía bastante exitosa y ser un pueblo con un alto grado de autodeterminación", agregó.

La llamada de la presidenta taiwanesa, Tsai Ing-wen, a Trump, el 2 de diciembre, y las posteriores declaraciones de éste cuestionando la política de la una China han desencadenado una tormenta en Washington y Pekín.

La Oficina Presidencial de Taiwán y el Ministerio de Relaciones Exteriores emitieron también declaraciones, hoy, agradeciendo al gobierno de Obama su apoyo durante los últimos ocho años, en especial por la venta de armas a la isla, la mejora de las relaciones comerciales y económicas y el apoyo a la participación de la isla en actividades internacionales.

Taiwán agradeció que Washington no trate sus lazos con la isla como subordinados o como una extensión de las relaciones con otros países, en clara referencia a China, agregaron las declaraciones de Exteriores y de la Oficina Presidencial.

Taiwán y China mantienen una disputa de soberanía y Pekín no renuncia al uso de la fuerza bélica para lograr la unión con la isla, a la que considera parte de su territorio, y no consienten que sus aliados mantengan lazos oficiales con ella.

Estados Unidos sostiene una política de una China, por la que reconoce oficialmente a la República Popular China y no a Taiwán, con quien sólo mantiene relaciones no oficiales, pero a la que suministra equipos bélicos. 

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 3