'The New York Times' acusa a EE UU de fomentar la fuga de médicos cubanos

Infografí­a de 'The New York Times' con los datos del Servicio de Ciudadaní­a e Inmigración de EE UU sobre médicos cubanos admitidos durante misiones internacionales.
Infografía de 'The New York Times' con los datos del Servicio de Ciudadanía e Inmigración de EE.UU. sobre médicos cubanos admitidos durante misiones internacionales

El diario norteamericano The New York Times ha dedicado este domingo su sexto editorial a las relaciones entre EE UU y Cuba, esta vez sobre "la fuga de cerebros en Cuba, cortesía de EE UU". Ahora el periódico carga contra las políticas migratorias que facilitan la entrada de personal médico cubano a EE UU y a las que acusa de invitar "a desertar durante misiones en el exterior".

"Hay muchos aspectos condenables de las políticas fallidas de Estados Unidos respecto a Cuba y el embargo que impone a la Isla desde hace décadas. Pero el programa que incentiva la migración de personal médico durante asignaciones oficiales en el exterior es particularmente difícil de justificar", dice el editorial tras recordar que los médicos cubanos destacados en África occidental, que han sido recientemente alabados por John Kerry, pueden abandonar su puesto de trabajo y solicitar el estatus migratorio que le permitiría ingresar en EE UU en semanas y convertirse en ciudadanos norteamericanos en pocos años.

El periódico repasa la historia de la política migratoria que considera "excesiva". "Emilio González, un exiliado cubano, firmemente opuesto al gobierno de la isla, estaba al mando del Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos. González describió las condiciones laborales de los médicos como "tráfico de personas sancionado por el Estado". En esa época, la administración Bush estaba procurando sabotear al Gobierno cubano. Facilitar la defección de médicos que participan en misiones en el exterior representa una oportunidad de atentar contra la principal herramienta diplomática de la isla y humillar al régimen de los Castro." El diario reproduce los datos de médicos autorizados para emigrar desde 2006. Aquel año fueron 11 mientras este 2014 hubo 1.278 ingresos autorizados.

Facilitar la defección de médicos que participan en misiones en el exterior representa una oportunidad de atentar contra la principal herramienta diplomática de la isla y humillar al régimen de los Castro


The New York Times admite que las misiones internacionales son una de las principales fuentes de ingresos de Cuba, que La Habana obtiene petróleo subsidiado de Venezuela o dinero de otros países, unos 8.200 millones de dólares previstos en 2104 según Granma. "Algunos médicos que han desertado dicen que las asignaciones en el exterior han tenido un elemento implícito de coerción, y se han quejado porque el Gobierno cubano se embolsilla la mayor parte del dinero que genera sus servicios", dice el diario tras señalar que los médicos ganan 60 dólares mensuales en Cuba frente a los 1.200 que reciben en Brasil. "Aún así, La Habana podría pagarle a su personal en el exterior de manera más generosa si las brigadas médicas van a seguir representando una importante fuente de ingresos", apuntan.

"El sistema migratorio estadounidense debe darles prioridad a los refugiados y a las personas perseguidas más vulnerables del mundo. Pero no debe utilizarse para agravar la fuga de cerebros de una nación adversaria, sobre todo, cuando mejorar la relación entre los países es un objetivo viable y sensato", insta el diario en su decidida apuesta por una revisión radical de las relaciones bilaterales.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 77