El Tribunal Supremo de EE UU declara inconstitucional el sistema de pena de muerte en Florida

El Tribunal Supremo de EE UU. (Wikipedia)
El Tribunal Supremo de EE UU. (Wikipedia)

(EFE).- El Tribunal Supremo de Estados Unidos declaró este martes inconstitucional el sistema de pena de muerte que rige en el Estado de Florida, porque otorga excesivo poder a los jueces en detrimento del jurado.

Con ocho votos a favor y uno en contra, el Supremo estadounidense dictó que el "procedimiento de sentencia" de Florida es "defectuoso", ya que los miembros del jurado "sólo desempeñan un papel consultivo en la recomendación de la pena de muerte", mientras que el juez puede alcanzar una decisión diferente.

En Florida, los jueces pueden imponer la pena capital, aunque no exista unanimidad entre los miembros del jurado. Es el único Estado en el que los magistrados no están vinculados a seguir la recomendación del jurado.

El tribunal se posiciona, con esta decisión, en contra de la pena de muerte impuesta a Timothy Lee Hurst, condenado en el año 2000 a la pena capital por el asesinato de la gerente del restaurante donde trabajaba en la ciudad de Pensacola, en Florida, en el sureste de EE UU.

El jurado del caso se mostró entonces dividido en su decisión, con siete votos a favor de recomendar la pena de muerte y cinco en contra, mientras que el juez se decantó por la pena de muerte.

Los magistrados sostienen que es "defectuoso", ya que los miembros del jurado "sólo desempeñan un papel consultivo en la recomendación de la pena de muerte"

La Fiscalía general de Florida ha mantenido que el sistema de pena de muerte en Florida es "aceptable" porque un jurado es el que recomienda o no la pena de muerte para el acusado.

Pero la jueza del Supremo Sonia Sotomayor señaló que la "mera recomendación de un jurado no es suficiente" para la aplicación de la pena máxima. "La Sexta Enmienda requiere un jurado, no un juez, para encontrar cada hecho necesario para imponer una sentencia de muerte", argumentó Sotomayor.

Los magistrados del Supremo han devuelto el caso a la Corte Suprema de Florida para que determinen si se debe repetir una audiencia para dictar sentencia contra Hurst.

Bajo la ley de Florida, el Estado requiere un jurado en las audiencias de sentencia capital para sopesar factores a favor y en contra de la imposición de una pena de muerte. Pero el juez no se halla vinculado a los resultados y puede llegar a una conclusión diferente y sopesar otros factores de forma independiente.

En el caso de Hurst, los fiscales pidieron al jurado que tuviera en consideración dos factores agravantes: que el asesinato fue cometido durante un robo y que fue "especialmente atroz o cruel".

Florida es uno de los tres Estados de EE UU, junto con Alabama y Delaware, que no requieren un veredicto unánime del jurado imponer la pena de muerte.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentario 1