Los líderes de la OTAN respaldan la coalición contra el Estado Islámico y el compromiso en el gasto

El presidente de EE UU, Donald Trump, quiere que la OTAN como organización se una a la coalición internacional contra el grupo yihadista. (nato.int)
Los líderes de la coalición han aceptado incrementar su compromiso para alcanzar la meta de invertir el 2% del PIB en defensa en 2024. (nato.int)

(EFE).- Los líderes de la OTAN respaldaron este jueves en su cumbre que la Alianza entre a formar parte de la coalición internacional contra el Estado Islámico, entre otras nuevas medidas para la lucha antiterrorista, así como incrementar su compromiso para alcanzar la meta de invertir el 2% del PIB en defensa en 2024.

"Los líderes de la OTAN han adoptado los planes para combatir el terrorismo y mejorar el reparto de cargas", informó en Twitter la portavoz de la Alianza, Oana Lungescu.

La decisión la tomaron los 28 jefes de Estado y de Gobierno aliados reunidos en Bruselas en Consejo Atlántico después de participar en una ceremonia para inaugurar la nueva sede de la organización.

Para combatir más eficazmente el terrorismo internacional, como le reclamaba el presidente estadounidense, Donald Trump, la Alianza se convertirá en miembro de la coalición encabezada por EE UU contra el Estado Islámico en Irak y Siria, y de la que hasta ahora ya formaban parte los 28 aliados, pero cada uno a título individual y no como parte de la estructura de la OTAN.

TAN no tendrá dentro de esta coalición ningún papel de "combate", según confirmó este jueves el secretario general aliado, Jens Stoltenberg

En cambio, la OTAN no tendrá dentro de esta coalición ningún papel de "combate", según confirmó este jueves el secretario general aliado, Jens Stoltenberg.

Además, los líderes aprobaron que la Alianza aumente su apoyo práctico a la coalición: el avión de vigilancia Awacs de la OTAN, que ya le ofrece información desde el aire, incrementará sus horas de vuelo, habrá más intercambio de información y los aliados prestarán capacidades de reabastecimiento en vuelo.

Como parte también del plan para reforzar sus actividades contra el terrorismo la OTAN creará una célula de inteligencia que estará situada en su cuartel general para compartir información, entre otros asuntos, sobre combatientes extranjeros, y nombrará a un coordinador especial antiterrorista.

Por otra parte, los jefes de Estado y de Gobierno de la Alianza Atlántica se mostraron conformes en reforzar su compromiso con la promesa que hicieron en la cumbre de Gales de 2014 de llegar en una década al objetivo de destinar el 2% del PIB a gastos de defensa.

Los aliados deberán informar no solo de sus presupuestos militares, sino también de sus planes de participación o sus contribuciones a las operaciones de la OTAN

El Gobierno de Trump había insistido en un "reparto más justo de las cargas" y había pedido planes nacionales para finales de año en los que los países detallaran cómo llegarían a ese objetivo cuyo plazo de cumplimiento, por el momento, no se adelantará.

La crítica iba dirigida especialmente a Canadá y a la mayoría de aliados europeos, los cuales invirtieron el 1,47% de su PIB en gasto militar en 2016, según estimaciones de la OTAN, aunque el conjunto de sus miembros aumentó el presupuesto en Defensa un 3,8%.

Los aliados deberán informar no solo de sus presupuestos militares, sino también de sus planes de participación o sus contribuciones a las operaciones de la OTAN.

Según cifras de la Alianza, España fue en 2016 el segundo país que menos invirtió en Defensa, un 0,90% de su PIB, lo que contrasta con su alta participación en misiones aliadas.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 3