Obama recuerda el "inmenso impacto" de Castro y Trump lo define como "brutal dictador"

(EFE).- El presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, ofreció este sábado su primera reacción a la muerte del líder cubano Fidel Castro en su cuenta de Twitter con una escueta frase: "¡Fidel Castro está muerto!".

Horas después, Trump ha hecho público un comunicado en el que ha descrito a Fidel Castro como "un brutal dictador que oprimió a su pueblo durante seis décadas. El legado de Fidel Castro es uno de pelotones de fusilamiento, robos, sufrimiento inimaginable, pobreza y negación de los derechos humanos".

"Aunque no podemos borrar las tragedias, la muertes y el dolor causados por Fidel Castro, nuestra administración hará todo lo posible para garantizar que el pueblo cubano pueda, finalmente, comenzar un viaje hacia la prosperidad y la libertad", añade el presidente electo.

"Me uno a los muchos cubanoestadounidenses que me apoyaron tanto durante la campaña, incluyendo a los veterano de la brigada 2506", añadió, en referencia de los destacados en la fallida invasión de Bahía de Cochinos, en 1961, "con la esperanza de ver pronto algún día una Cuba libre".

En la misma línea que Trump, el vicepresidente electo de EEUU, el republicano Mike Pence, dijo en Twitter que el "tirano" Castro "está muerto" y una "nueva esperanza amanece".  "Defenderemos con el oprimido pueblo cubano una Cuba libre y democrática. ¡Viva Cuba Libre!" declaró Pence en su tuit.

Durante la campaña electoral, Trump prometió "dar marcha atrás" a las "concesiones" hacia Cuba, pero los expertos ven improbable que frene en seco el deshielo iniciado por el actual presidente estadounidense, Barack Obama.

Algunos analistas consideran que el magnate de los hoteles y los casinos tendrá que atemperar esa postura, debido a las presiones que recibirá de parte de los empresarios estadounidenses que llevan décadas anhelando hacer negocios con Cuba.

Entre ellos está el pensador político Noam Chomsky, que en una reciente entrevista con Efe aseguró que las presiones de las empresas estadounidenses que quieren hacer negocios con la Isla en terrenos como la biotecnología, el farmacéutico, la agroindustria o el turismo podrían condicionar las promesas electorales de Trump.

Por su parte, el presidente de EE UU, Barack Obama, destacó en un comunicado que la historia "registrará y juzgará el inmenso impacto" de la "singular figura" que fue Fidel Castro.

"Sabemos que este momento llena a los cubanos - en la Isla y en Estados Unidos - de emociones fuertes, de recuerdos de las innumerables maneras en las que Fidel Castro alteró el curso de las vidas individuales, las de las familias y de la nación cubana", agregó.

Obama ha querido recordar al pueblo cubano que EE UU es "su amigo y socio". "Durante mi presidencia, hemos trabajado duro para dejar atrás el pasado, persiguiendo un futuro en el que la relación entre nuestros dos países se defina no por nuestras diferencias, sino por las muchas cosas que compartimos como vecinos y amigos -vínculos familiares, culturales, comerciales y la humanos.

La muerte de Fidel Castro ha vuelto a poner en primer plano, además, la incógnita sobre el embargo económico a Cuba que durante más de cinco décadas ha mantenido Estados Unidos y cuyo futuro ahora dependerá del futuro Gobierno de Trump.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 56