Trump hace temblar a un México sumido en el pesimismo y urgido de unidad

El historiador mexicano Enrique Krauze. (EFE/Archivo)
El historiador mexicano Enrique Krauze. (EFE/Archivo)

(EFE).- Como el devastador terremoto de 1985 o incluso como una "guerra" no convencional, la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca ha hecho realidad la peor de las pesadillas de México, que observa tembloroso lo que se le avecina con un exacerbado patriotismo y llamados urgentes a la unidad.

"A temblar", titulaba este miércoles el diario Reforma para describir el sentimiento de la opinión pública del país, donde el pesimismo late en todos los comentarios expresados por políticos, expertos y ciudadanos.

La analogía con el terremoto que hace tres décadas asoló a la capital mexicana fue puesta sobre la mesa por el historiador Enrique Krauze, que desde hace meses había advertido del peligro de que llegara a la Casa Blanca un hombre al que tildó varias veces de "dictador" y "tirano".

Aunque hoy aclaró que México es víctima esta vez de "un terremoto político" en un país vecino, pronosticó que los efectos de la elección van a ser "tan grandes" que "la realidad misma" va a imponer a los mexicanos "madurar y estar a la altura" de las circunstancias, "como en 1985".

"Los efectos de este terremoto se van a sentir, ya se están sintiendo ahora con el peso (que se desplomó respecto al dólar), se va a sentir en el tema de la economía, los migrantes, las deportaciones", afirmó Krauze a la cadena Televisa.

"Los efectos de este terremoto se van a sentir, ya se están sintiendo ahora con el peso, se va a sentir en el tema de la economía, los migrantes, las deportaciones"

Según el historiador, México encara "una guerra, una nueva guerra, no militar, pero sí estratégica, comercial, económica, étnica, diplomática, legal", y lo que les espera "en los años próximos es algo muy difícil".

En declaraciones a Efe, el analista político Salvador García Soto reconoció que la coyuntura "es el peor escenario para México", pero recordó que el país está "acostumbrado a este tipo de situaciones" por "presiones del extranjero" que "a lo largo de los años ha sorteado".

"Hay que recordar que también en el terremoto del 85 tuvimos la capacidad de organizarnos como sociedad y salir hacia adelante a pesar del Gobierno de ese momento", rememoró.

Para el experto, lo que se presenta es "una buena oportunidad" para que el país "se unifique, se fortalezca y le exija un trato igualitario a Estados Unidos".

No en vano es "la principal fuente de inversión extranjera en Estados Unidos" y "la dependencia es mutua", aunque sea mayor del lado mexicano.

Además, García Soto consideró que "la realidad una vez que Trump se siente en la Casa Blanca va a ser otra" diferente a la de los mensajes electorales del magnate.

"No creo que el poder lo pueda meter en cordura, pero el sistema estadounidense tendrá mecanismos para acotarlo", a partir de "las grandes empresas y grandes capitales que se manejan por intereses", forzados a "marcarle una línea".

Krauze instó a sus compatriotas a "trazar una estrategia nacional y permanecer unidos", más allá de sus "líneas ideológicas", y "tender puentes diplomáticos para tratar de que los efectos de las política anunciada por Trump se amortigüe".

Durante la campaña electoral estadounidense, el republicano calificó de "violadores" y "narcotraficantes" a los mexicanos, y amenazó con erigir un muro fronterizo en la frontera común y con exigir a México que pague su construcción

Durante la campaña electoral estadounidense, el republicano calificó de "violadores" y "narcotraficantes" a los mexicanos, y amenazó con erigir un muro fronterizo en la frontera común y con exigir a México que pague su construcción.

También anunció la deportación de millones de inmigrantes sin papeles procedentes de ese país y el bloqueo de las remesas que estos últimos envían a sus familiares desde Estados Unidos.

Este martes los mexicanos echaron mano, a través de las redes sociales, del nacionalismo y de su humor negro para afrontar el nuevo panorama.

En las redes sociales comenzó a circular el vídeo de unos pintorescos competidores que suben con unas escaleras portátiles varias paredes, una tras otra, bajo el título "el nuevo deporte mexicano".

Otro vídeo, en este caso promocional de una conocida cerveza con el actor Diego Luna y su molestia por "el muro que nos quieren construir", ha llegado a 1,6 millones de reproducciones en solo dos días de haber sido colocado en YouTube.

"Ya basta de victimizarnos, la vida se toma por los cuernos, sin miedo; créeme, la única frontera que tienes eres tú", asegura Luna.

Una campaña en Twitter, que en pocas hora suma unas 250 repeticiones, propone a los mexicanos que si Trump construye el muro, ellos dejen de viajar de vacaciones a Estados Unidos: "Adiós Miami, Vegas, Nueva York".

"Es momento de promover nuestros destinos para fortalecer nuestra economía", asegura la promotora de la campaña Karla Mawcinitt, hasta no hace mucho directora de Comunicación de ProMéxico, la oficina pública de promoción de inversiones y exportaciones del país.

Con la etiqueta #MéxicoUnidos se ha pedido asimismo en Twitter "no comprar en Walmart, no comprar ropa americana; buscar alternativas mexicanas" y se lanzan llamados de unidad para generar el desarrollo que México necesita. La "guerra" ha empezado. 

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 23