El alcalde de Turbo defiende a los 25 detenidos por "tráfico de migrantes"

Policías y funcionarios de Migración llegan al albergue de los cubanos en Turbo. (Cortesía)
Policías y funcionarios de Migración, el pasado 2 de agosto, llegando al albergue de los cubanos en Turbo. (Cortesía)

La Fiscalía colombiana ha detenido este jueves a un grupo de 25 personas en la localidad colombiana de Turbo por formar parte de una supuesta red dedicada al tráfico de migrantes, según informó a medios locales la vicefiscal general, María Paulina Riveros.

"Las investigaciones nos permitieron establecer que desde 2014 hasta la fecha, esta organización ingresó al país dos millones de dólares, y por esta región hicieron tránsito 1.600 personas, en su mayoría cubanos que buscaban llegar a Estados Unidos", dijo la funcionaria en declaraciones recogidas por RCN Radio.

El alcalde de Turbo, Alejandro Abuchar, rechaza de manera contundente la versión de la fiscalía y asegura a 14ymedio que la mayoría de detenidos son madres que él mismo conoce de toda la vida.

"Esa es la respuesta del Gobierno frente a la incapacidad que tuvo para resolver la crisis migratoria en el municipio. Ahora resulta que los culpables son las personas que amablemente ayudaron a los migrantes", dice, contundente. "Lo que hicimos fue mitigar el problema humanitario de los cubanos y otros migrantes que estaban en el municipio, dado que quienes debían actuar no lo hicieron".

Abuchar se muestra airado y defiende a los encausados: "¿Por qué tenemos que estar en el ojo del huracán con un tema que es infame, que no es cierto? Las personas que fueron arrestadas son en su mayoría madres de familia, personas pobres. No negamos los cobros que hicieron, muchos de ellos con el objetivo de auxiliar a los migrantes a quienes sus familiares sostenían desde el exterior. Eran más de 3.000 cubanos y de otros lugares, tenían que alimentarse y tenían gastos. No podían moverse sin dinero". Y continúa: "Ese dinero era para comer o para irse de Turbo, a lo que los obligaba Migración Colombia. Ahora toman presas a esas personas, mujeres en su mayoría y les inventan el nombre de banda delincuencial Guantánamo. Eso es una infamia. Eso no se hace. Detrás de todo esto hay una mala intención, una campaña para limpiar la imagen del Gobierno ante la crisis migratoria. Las autoridades se equivocaron. ¿Por qué no averiguan cómo llegan los migrantes a Turbo?".

William González de la Hoz, defensor del pueblo en Urabá, explicó a 14ymedio que están llevando adelante la defensa de las mujeres acusadas de tráfico. "Es una situación complicada", explicó González, quien aseguró que la Defensoría sigue muy de cerca el caso y continuará con la defensa de las acusadas.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 4