Turquía arresta a 1.300 refugiados que se preparaban para viajar a Lesbos

(EFE).- Las autoridades turcas han arrestado a 1.300 refugiados en una zona costera desde donde salen habitualmente las barcas que se dirigen a la isla griega de Lesbos, una de las vías más habituales de entrada en la Unión Europea (UE), informa este martes el diario digital turco T24.

La operación empezó de forma simultánea el lunes en ocho puntos de la costa del municipio de Ayvacik, un promontorio de colinas cuyas playas distan apenas diez kilómetros de Lesbos.

Unos 250 agentes de la gendarmería participaron en la operación durante la que fueron detenidos tres supuestos traficantes de personas y se decomisaron cuatro barcas y seis motores fueraborda, así como una pistola.

Los 1.300 refugiados detenidos, en su gran mayoría ciudadanos de Siria, Irak, Irán y Afganistán, fueron llevados en autobuses al centro de devolución de inmigrantes indocumentados de Ayvacik.

La prensa turca destaca que la operación se lanzó sólo un día después del acuerdo el domingo entre Ankara y la UE, por el que Turquía recibirá 3.000 millones de euros y "los 28" acelerarán la exención de visados para ciudadanos turcos, a cambio de la reducción del flujo de refugiados hacia Europa.

El centro de internamiento de Ayvacik, ampliado en 2012, tiene capacidad para 84 personas, pero este verano acogía a unos 480, y una ampliación del edificio, que incluirá 400 camas, no se completará hasta julio del año que viene, informó en agosto el diario Habertürk.

Sólo los sirios reciben el estatus oficial de "huéspedes" que les permite vivir legalmente en Turquía, acceder a servicios básicos de salud y recibir ciertas ayudas materiales

Según datos oficiales citados por este diario, en los seis primeros meses del año en curso, 10.000 indocumentados fueron arrestados en la provincia de Çanakkale, a la que pertenece Ayvacik, la mitad de ellos refugiados sirios.

A los ciudadanos sirios sólo se les toman las huellas digitales y se les pone en libertad tras un breve interrogatorio, mientras que los demás son internados, teóricamente para ser repatriados en un plazo de un mínimo de 20 días y un máximo de 6 meses.

No obstante, Turquía no suele repatriar a los refugiados, si bien sólo los sirios reciben el estatus oficial de "huéspedes" que les permite vivir legalmente en Turquía, acceder a servicios básicos de salud y recibir ciertas ayudas materiales.

Turquía ratificó la Convención de Ginebra en 1961 pero con la cláusula de limitar el derecho a asilo a personas oriundas de Europa, lo cual deja en un limbo jurídico a los refugiados de otros países.

Lo que sí pueden estos últimos es quedarse en Turquía mientras solicitan asilo al Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur).

Pero la espera para recibir invitación de un tercer país suele durar años y, mientras tanto, el movimiento de los solicitantes y su capacidad de buscar ingresos para sobrevivir está enormemente limitado.

Según datos oficiales, Turquía alberga a unos 2,2 millones de sirios, de los que 200.000 viven en campamentos gubernamentales. Acnur estima que además, el país acoge a 45.000 afganos, 100.000 iraquíes y 14.000 iraníes, bien como solicitantes de asilo, bien como refugiados.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 0