Venezuela completa el cierre de dos tercios de su frontera con Colombia

Comienza la aplicación del estado de excepción en diez municipios del estado de Apure

Jorge Arreaza supervisa el desarrollo del Estado de Excepción en Páez, del estado Apure. (@ViceVenezuela)
Jorge Arreaza supervisa el desarrollo del Estado de Excepción en Páez, del estado Apure. (@ViceVenezuela)

(EFE).- La aplicación oficial del cierre fronterizo así como del estado de excepción en otros diez municipios colindantes con Colombia comenzó este miércoles en Venezuela, una decisión tomada por el presidente Nicolás Maduro que deja a dos terceras partes de la frontera común de 2.219 kilómetros bajo estas medidas.

El estado Apure ha sido el último en sumar municipios a la lista de entidades fronterizas con Colombia que comenzó en Táchira el pasado 19 agosto, al que poco después se sumaron municipios del Zulia, al noroeste, y del que a día de hoy solo se libra Amazonas, ubicado en el sur y que también colinda con Brasil.

Venezuela comenzó con este tipo de medidas hace casi un mes tras el ataque, según Maduro, de paramilitares colombianos contra militares venezolanos y un civil a las afueras de la localidad de San Antonio del Táchira, donde se encuentra el puente Simón Bolívar, el paso más importante entre los dos países.

Dos días después el presidente venezolano decretó el estado de excepción en seis municipios, incluido al que pertenece San Antonio del Táchira, y para lo que alegó una lucha contra el hampa o el contrabando, argumentos en los que se ha apoyado para aplicar estas medidas en las otras 17 entidades fronterizas o cercanas a la línea con Colombia.

Los oposición, agrupada en la coalición Mesa de la Unidad Democrática (MUD), calificó esta nueva decisión presidencial de "agresión contra el pueblo"

Las últimas son las también zulianas, que ya tenía a tres áreas bajo estas órdenes, Jesús Enrique Lozada, Rosario de Perijá, Machiques de Perijá, Cañada Urdaneta, Jesús María Semprún, Catatumbo y Colón y a los que se sumaron tres más del departamento de Apure.

Páez, Rómulo Gallegos y Pedro Camejo son las entidades con las que el ganadero Apure se añade a la lista de estados en los que el Ejecutivo aprueba las restricciones para luchar contra los problemas que, a su parecer, han infestado estas áreas y de los que responsabiliza a Colombia, vecino al que ha solicitado poner en orden su lado fronterizo.

Los oposición, agrupada en la coalición Mesa de la Unidad Democrática (MUD), calificó esta nueva decisión presidencial de "agresión contra el pueblo" a través de su secretario ejecutivo, Jesús Torrealba.

El vicepresidente venezolano, Jorge Arreaza, estuvo este miércoles en el principal paso hacia Colombia en Apure, el puente Internacional Jose Antonio Paéz, en el municipio del mismo nombre, donde pidió otra vez al "hermano país" poner en orden su frontera.

"Necesitamos que Colombia cuide su frontera oportunamente y que el conflicto colombiano no se desborde a Venezuela, no vamos a permitir que los problemas, la violencia y es necesidad proteger a nuestra patria", sostuvo Arreaza.

Recordó que, a pesar de los cierres, los estudiantes o los casos de salud pueden pasar, pero "que lo que no va a pasar más nunca por aquí son contrabandistas (...) o un grupo irregular".

El segundo del Ejecutivo venezolano estuvo acompañado del gobernador apureño, el oficialista Ramón Carrizález, quien reiteró la idea gubernamental de que la clausura "es el punto de arranque para una frontera de paz, donde las familias puedan convivir y crecer sin ningún tipo de apremio, de amenaza".

A raíz de las decisiones venezolanas la relación con el país vecino se han tensado, sobre todo por la repatriación de más de mil colombianos así como de la salida del país de otros cerca de 20.000, según cifras de la Oficina de las Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA).

La relación con el país vecino se han tensado, sobre todo por la repatriación de más de mil colombianos así como de la salida del país de otros cerca de 20.000

Sin embargo, el agrio intercambio de acusaciones entre Santos y Maduro parece que se tomará un descanso tras el anunció hoy de que los dos presidentes finalmente se reunirán en Quito el lunes acompañados por la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) para tratar de buscar una solución a la problemática fronteriza.

"Lo logramos, excelente noticia, el próximo lunes en Quito (...) ahí estaré en Quito dándole la mano al presidente Santos y sentándonos a conversar a fondo y de manera extendida todos los temas de la agenda para construir una nueva frontera de paz", señaló Maduro al poco de conocerse la noticia.

Indicó que Venezuela llevará al encuentro "propuestas concretas" y que espera que del mismo salga "un pacto histórico de coexistencia, respeto y una relación de hermandad, cooperación, de beneficio mutuo" entre los dos países.

Adelantó que la reunión "no será fácil" ya que, dijo, "los problemas son complejos, pero (...) estoy seguro de que vamos a tener muy buenas noticias para el pueblo de Colombia y para el pueblo de Venezuela, de América del Sur, y de América Latina".

Asimismo agradeció las gestiones de la Unasur y de la Celac a través del presidente de Uruguay, Tabaré Vázquez y del jefe del Ejecutivo ecuatoriano, Rafael Correa, quienes, respectivamente, ostentan las presidencias pro tempore de estos organismos.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 4