Venezuela pide el apoyo internacional exponiendo su verdad sobre la frontera

Nicolás Maduro explica al secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, su versión sobre el conflicto en la frontera de Colombia y Venezuela. (@PresidencialVen)
Nicolás Maduro explica al secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, su versión sobre el conflicto en la frontera de Colombia y Venezuela. (@PresidencialVen)

(EFE).- Venezuela acudió este jueves a las Naciones Unidas y la Unión Suramericana de Naciones (Unasur) para pedir el apoyo que permita solucionar los problemas fronterizos que tiene con Colombia, al tiempo que reiteró su disposición a conversar con el presidente colombiano, Juan Manuel Santos.

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, se reunió en Pekín con el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, para explicar "detalle por detalle" los problemas que Venezuela argumenta que existen en los 2.219 kilómetros de frontera que comparte con Colombia.

Maduro dijo que le explicó al secretario de la ONU lo que ha reiterado durante los últimos días: que "del lado colombiano gobiernan los paramilitares, los contrabandistas y los narcotraficantes, porque ellos (el Gobierno colombiano) abandonaron la frontera".

Aseguró que "del lado venezolano, el territorio es libre de producción de droga, pero se nos meten los paramilitares", al explicar los principales argumentos por lo que ordenó el cierre de parte de su frontera con Colombia el 19 de agosto tras el ataque a militares venezolanos por supuestos paramilitares.

En el encuentro con el secretario general de la ONU, que se llevó a cabo durante la visita del mandatario venezolano a Pekín, Maduro pidió a Ban su ayuda para frenar la inmigración de colombianos a su país, un éxodo que su gobierno estima ha alcanzado 5.600.000 personas.

"Yo le dije al secretario general de la ONU: 'necesito ayuda, necesitamos ayuda, asesoría de la ONU para parar el éxodo humanitario masivo de Colombia hacia Venezuela, ayúdenos, somos un país pequeño'"

"Yo le dije al secretario general de la ONU: 'necesito ayuda, necesitamos ayuda, asesoría de la ONU para parar el éxodo humanitario masivo de Colombia hacia Venezuela, ayúdenos, somos un país pequeño'", dijo el mandatario venezolano a los periodistas.

En las mismas declaraciones, Maduro se dirigió con dureza al secretario general de la Unasur, el colombiano Ernesto Samper, a quien, dijo, tenerle "un gran aprecio" pero parece que ahora "estuviera sordo" por no haber atendido una invitación de Venezuela de evaluar la situación fronteriza.

La Unasur no concretó una reunión del bloque suramericano inicialmente prevista para este jueves, para abordar el tema de la frontera colombo-venezolana, después de que el Gobierno colombiano se negara a que la situación fuera abordada en el seno de ese organismo.

Samper afirmó que "los escenarios hemisféricos" parecen haberse "descartado" para solucionar el contencioso por el cierre parcial de la frontera entre ambos países, ordenada por Maduro, y la expulsión de más de un millar de colombianos de ese país.

El secretario general de Unasur, quien fue presidente de Colombia entre 1994 y 1998, propuso a Maduro y al presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, que "se reúnan en un sitio emblemático para poner fin a las diferencias" entre sus gobiernos.

Maduro, que ya ha mostrado varias veces su disposición de reunirse con Santos, reitero hoy su postura para el encuentro. "Quiero ver al presidente Santos cara a cara (...) y hablar y que juntos resolvamos", señaló.

Santos dijo que está dispuesto a reunirse con Maduro siempre y cuando cumpla condiciones relacionadas con el respeto "a los derechos fundamentales de los colombianos" que han sido expulsados del país petrolero

El mandatario venezolano declaró que los dos países deben de "mantener el equilibrio", llamó a Santos "a restituir el equilibrio, la sensatez, la tranquilidad" e indicó que su Gobierno "no quiere una confrontación ni un enfrentamiento con Colombia" sino una "nueva frontera" entre países.

Santos dijo que está dispuesto a reunirse con Maduro siempre y cuando cumpla condiciones relacionadas con el respeto "a los derechos fundamentales de los colombianos" que han sido expulsados del país petrolero desde el cierre de la frontera.

En la misma jornada el vicepresidente venezolano, Jorge Arreaza, se reunió con más de 70 representantes del cuerpo diplomático en Venezuela, para, según dijo, explicarles "la verdad sobre la frontera" colombo-venezolana.

"Hemos tenido la oportunidad de explicarles con detalle, tal como nos lo solicitó el presidente Nicolás Maduro (...), la verdad sobre la frontera entre Venezuela y Colombia", declaró Arreaza en compañía del defensor del Pueblo, Tarek William Saab y representantes diplomáticos acreditados en ese país.

En el encuentro, que se celebró en la sede de la Cancillería venezolana, participaron 70 embajadores, encargados de negocio y representantes de las agencias y organismos internacionales en Venezuela.

Además, La canciller venezolana, Delcy Rodríguez, anunció que su Gobierno acudirá a organismos internacionales para pedir indemnizaciones para los colombianos desplazados por la violencia que residen en Venezuela, además de una indemnización para el Estado venezolano por el éxodo de colombianos al país.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 23