“Venezuela está peor que Cuba”

La diputada opositora Delsa Solórzano (c), junto a los diputados Ángel Medina (d) y Richard Blanco (i) en el foro “Perspectivas de la Oposición” en el laboratorio de ideas Diálogo Interamericano en Washington DC, Estados Unidos. (EFE)
La diputada opositora Delsa Solórzano (c), junto a los diputados Ángel Medina (d) y Richard Blanco (i) en el foro “Perspectivas de la Oposición” en el laboratorio de ideas Diálogo Interamericano en Washington DC, Estados Unidos. (EFE)

“No hay de nada: no hay corriente, no hay agua, no hay insumos en los hospitales, no hay ni aspirinas, no hay comida, no hay seguridad”, aseguró el diputado venezolano Ángel Medina en un debate sobre Venezuela organizado la semana pasada en el centro de estudios Diálogo Interamericano de la Universidad de Georgetown, en Washington.

“Venezuela está peor que Cuba”, remató Delsa Solórzano, otra de los seis diputados pertenecientes a distintos partidos agrupados dentro de la Mesa de la Unidad Democrática, que obtuvo la mayoría absoluta en las últimas elecciones legislativas pero no controla el poder ejecutivo en Caracas. Estos parlamentarios participan a una gira para recabar solidaridad por la liberación de los presos políticos y por la situación desesperada en que está viviendo Venezuela.

“En uno de los barrios a donde fuimos a hacer campaña, visité cincuenta casas, y en todas pedí mirar, antes que todo, el refrigerador. Todas tenían la nevera vacía. Una señora me dijo que tenía solo un pedazo de chorizo, y seis niños para alimentar, ¿cómo lo iba a hacer?”, narró otro de los diputados presentes.

“En algunos lugares el Gobierno ha amenazado a los pobladores con que, si firman para el revocatorio, les van a quitar las cosas que reciben.” Y la gente les dice “pero si no hay de nada, ¿qué nos van a quitar?”, contó otro de los diputados presentes.

"Tenemos una estrategia, y cada paso que se ha dado ha sido muy bien pensado. Lo que no podemos hacer es anunciar nuestra estrategia"

Dentro de esta gira emprendida por los opositores, figura el encuentro programado con Luis Almagro, secretario general de la Organización de Estados Americanos –quien se ha mostrado también crítico con las poses antidemocráticas del Gobierno de Maduro–, así como una reunión en el Washington Post, periódico que ha publicado editoriales fuertes contra al gobierno venezolano.

“Nosotros creemos en la diversidad y queremos que en Venezuela la diversidad de opinión deje de ser un delito. Ahora mismo tenemos personas presas solamente por escribir un tuit”, afirmó la diputada Solórzano, quien al finalizar fue agasajada por muchos de los venezolanos emigrados presentes.

“Venezuela necesita de todo. Ahora mismo, si pueden participar en la donación de medicamentos, sería muy bueno. Y también que ustedes, que seguro dominan dos idiomas, traduzcan nuestros mensajes, para que más gente conozca lo que estamos viviendo y se solidarice. Eso es muy importante”, comentó la también vicepresidenta de la Comisión de Política Interior en la Asamblea e integrante del partido opositor Un Nuevo Tiempo, que resultó de los más votados en las pasadas elecciones.

“Tienen que mantenerse unidos”, les exhortaron desde el público, formado mayoritariamente por jóvenes profesionales y estudiantes. “Lo estamos y lo vamos a estar después del triunfo, porque no basta con ganar unas elecciones. Hay que reconstruir a Venezuela. Nosotros tomamos las decisiones por unanimidad, y discutimos todas nuestras diferencias, pero siempre tenemos claro que hay que actuar unidos”.

“Pero ustedes tienen que tener una estrategia, ¿cuál es su estrategia?”, les recriminó una señora en el público, a lo que Delsa Solórzano respondió: “Nosotros tenemos una estrategia, y cada paso que se ha dado ha sido muy bien pensado. Lo que no podemos hacer es anunciar nuestra estrategia. Y estén atentos, porque en paz, sin violencia, en los meses próximos van a ocurrir cosas muy buenas”.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 59