Venezuela asegura que "ofensas" del vicepresidente colombiano infringe tratados

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, en un acto cívico. (Archivo EFE)
El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, en un acto cívico. (Archivo EFE)

(EFE).- El Gobierno de Venezuela reiteró este sábado que el vicepresidente de Colombia, Germán Vargas Lleras, ofendió al pueblo venezolano al llamarlos "venecos" y aseguró que estas declaraciones constituyen "una infracción directa y flagrante de los más importantes tratados y convenios internacionales".

La cancillería venezolana rechazó, según un comunicado, "la sorpresiva e injustificable protesta presentada" por el gobierno de Juan Manuel Santos, "originadas en las ofensivas declaraciones públicas" proferidas por Vargas Lleras en enero pasado durante una entrega de viviendas en el departamento del Norte de Santander.

"Esto es para población desplazada, pero que viva en Tibú" afirmó entonces Vargas Lleras, que después pidió no permitir "por nada del mundo" que a esa comunidad ingresaran "venecos", un término para identificar a los venezolanos considerado despectivo por parte del Gobierno de Nicolás Maduro.

"Venezuela reitera al Gobierno de Colombia la exigencia legal de responsabilidad proporcional y justa al daño ocasionado por la acción ilícita de su vicepresidente"

Caracas recordó hoy a Bogotá "que las declaraciones del segundo más alto funcionario público de dicho país comprometen su responsabilidad y la del Estado colombiano" en la lucha por la protección de los derechos humanos y contra cualquier forma de discriminación.

"Venezuela reitera al Gobierno de Colombia la exigencia legal de responsabilidad proporcional y justa al daño ocasionado por la acción ilícita de su vicepresidente, al tiempo que hace votos por la ponderación y el alto espíritu integracionista de dos naciones hermanas mediante el respeto mutuo y el entendimiento", agrega el comunicado.

Un día después de que se profirieran las declaraciones en cuestión el Gobierno Maduro consideró que expresaban "odio, discriminación e intolerancia" contra los venezolanos, por lo que exigió a Colombia "las excusas debidas".

A modo de defensa, Vargas Lleras señaló que la legislación de Colombia no permite entregar casas gratis a extranjeros y aseguró que no quiso ofender al pueblo venezolano al afirmar que la vivienda social no era "para los venecos", una "excusa" que Caracas consideró insuficiente.

El diputado oficialista Diosdado Cabello, considerado el número dos del chavismo, explicó la semana pasada que si Vargas Lleras fue capaz de llamar a sus compatriotas "venecos con mucho cariño" entonces "no debe molestarse que yo le diga hijo del puto".

Esto motivó la nota de protesta de Colombia que Venezuela rechazó hoy.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 6