El acuerdo por la deuda dará a Argentina oxígeno para su estancada economía

El abogado Daniel Pollack. (EFE)
El abogado Daniel Pollack, facilitador del acuerdo argentino. (EFE)

(EFE).- El acuerdo anunciado este lunes entre Argentina y los acreedores de su deuda en cese de pagos deja al país sudamericano a las puertas de salir nuevamente a financiarse en los mercados internacionales y obtener oxígeno para su estancada economía.

Según expertos consultados por Efe, el pacto sellado en las últimas horas en Nueva York, escenario de una batalla judicial que lleva casi una década, no solo es positivo para poner fin a un litigio largo y costoso sino porque representa para Argentina la posibilidad de acceder a fondos frescos a tasas razonables para morigerar sus desequilibrios económicos.

"La noticia es muy buena porque Argentina necesita sí o sí saldar esta disputa, en la que ya tenía una sentencia en contra. El hecho de que Argentina no haya podido resolver este conflicto con los holdouts (acreedores) la marginaba de los mercados financieros internacionales", sostuvo Martín Polo, economista jefe de la consultora Analytica.

De una deuda original de 1.330 millones de dólares se pasó, con los intereses y la inclusión al juicio de nuevos acreedores que quedaron beneficiados por el fallo, a 9.000 millones de dólares

Argentina se declaró en cese de pagos a finales de 2001, reestructuró su deuda en 2005 y 2010 con la adhesión del 93 % de los acreedores, pero parte de los que no aceptaron llevaron al país a juicio en Nueva York, donde en 2014 el juez Thomas Griesa falló a favor de los querellantes.

"Argentina se defendió mal. Y cuando el fallo vino en contra, la hizo peor porque no lo acató y a la deuda se le sumaron intereses", afirmó Polo.

Así, de una deuda original de 1.330 millones de dólares se pasó, con los intereses y la inclusión al juicio de nuevos acreedores que quedaron beneficiados por el fallo, a 9.000 millones de dólares.

Pero además, como Argentina se negó a acatar el fallo, el juez bloqueó los pagos del país a los acreedores que aceptaron los canjes de 2005 y 2010 y así la nación sudamericano cayó en cese de pagos selectivos, empeorando aún más su calificación crediticia.

"Argentina demoró un acuerdo innecesariamente", consideró Ramiro Castiñeira, economista jefe de la consultora Econométrica, quien calificó como "temeraria" la política económica aplicada en los últimos años por el Gobierno de Cristina Fernández (2007-2015).

Con notables desequilibrios macroeconómicos, los desaciertos incluyeron trabas al comercio exterior, restricciones en el mercado cambiario y precios regulados.

"El nuevo Gobierno de Mauricio Macri puso fin a las restricciones que lo único que hicieron fue estancar la economía. Y ahora, con la negociación de la resaca del default (cese de pagos), volverá a los mercados financieros", destacó Castiñeira.

"Argentina necesita sí o sí el ingreso de capitales extranjeros para no seguir presionando sobre las reservas del Banco Central y evitar un ajuste mayor del tipo de cambio"

Según el experto, por la "virtud" de una reestructuración en 2005 y 2010 y por el "defecto" de quedar fuera de los mercados internacionales debido a la negativa de Argentina a acatar el fallo de Griesa, el país se desendeudó y ello le permitirá ahora volver a financiarse en el exterior en mejores condiciones.

En la misma línea, Polo señaló que, sin un acuerdo en Nueva York, Argentina, si saliera a colocar deuda en el exterior, debería convalidar un interés del 10 %, cuando otros países de la región hoy pagan el 5 %.

Con un acuerdo definitivo, Argentina podría converger a tipos de interés mucho más bajos aún, aseguró.

"Argentina necesita sí o sí el ingreso de capitales extranjeros para no seguir presionando sobre las reservas del Banco Central y evitar un ajuste mayor del tipo de cambio", explicó Polo.

"El nuevo Gobierno necesita reacomodar la macroeconomía y poner proa hacia una economía de mercado. Y necesariamente va a necesitar financiación exterior para moderar el ajuste que debe hacer y ya está en marcha. Necesita oxígeno y ya, no es broma", coincidió Castiñeira.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 3