La ley antitabaco de Pekín se enfrenta al escepticismo de sus ciudadanos

(EFE).- La nueva ley antitabaco, que entrará en vigor en Pekín a partir de este lunes, ha despertado el escepticismo de la mayoría de los residentes de la capital, que han visto como anteriores leyes similares han sido prácticamente ignoradas por los fumadores.

La ciudad de Pekín estará libre de humos a partir de mañana, 1 de junio, en todos los establecimientos públicos cerrados, sin excepción ninguna, ya que la nueva ley no contempla espacios reservados para los fumadores.

La nueva directiva responde a los esfuerzos del Gobierno para reforzar este tipo de medidas a largo plazo, sobre todo en lugares cerrados, donde es frecuente que los ciudadanos chinos fumen sin ningún tipo de restricción ni consideración hacia los no fumadores.

"La nueva ley antitabaco de Pekín es una gran paso adelante para la salud de los residentes, ya que protegerá a más de 20 millones de fumadores pasivos de los peligros de la exposición a los tóxicos del humo", explicó el representante de la OMS en China, Bernhard Schwartländer.

El gigante asiático tiene más de 300 millones de fumadores y datos oficiales estiman que la exposición al humo mata a más de 100.000 personas anualmente.

La OMS aplaude la iniciativa del Gobierno y ha lanzado este fin de semana una campaña de apoyo en una de las redes de metro mas concurridas de la capital, donde a diario viajan 1,6 millones de personas.

China tiene más de 300 millones de fumadores y la exposición al humo mata a más de 100.000 chinos al año

Bajo el lema "RUFREE", la OMS ha estrenado una campaña que durará dos meses y que incluye carteles con celebridades chinas en las paredes de la línea 4 del metro que muestran su apoyo a las políticas de control del tabaco.

No obstante, surgen varias voces críticas entre la población que ponen en duda la efectividad de esta nueva medida, tras los intentos fallidos anteriormente por alejar a la población de los cigarrillos.

Es el caso de Xie Kuangshi, redactor y fotógrafo en la red social china QQ, quien declaró a este medio que "no cree que los hábitos de los fumadores vayan a cambiar por la nueva ley".

De la misma opinión es Cheng Jinming, gerente de un bar de copas en el lago Sichachai, una de las zonas favoritas de los residentes para disfrutar de una velada con música en directo y cócteles.

En el local que dirige, según explicó Cheng, la mayoría de los clientes fuman mientras beben. "No vamos a prohibir a nuestra fuente de ingresos que deje de hacer algo que se puede volver en contra nuestra. Si no les dejamos fumar aquí se irán a otro bar en el que sí puedan", señaló.

Por su parte, la estudiante de Estadística Sarah Lee opta por darle una oportunidad a los fumadores. "Creo que la gente tiene mas consideración hacia los demás, especialmente las nuevas generaciones que han recibido una mejor educación".

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentario 1