Policías bolivianos de rangos bajos se amotinan para exigir mejores salarios

(EFE).- Centenares de policías bolivianos de rangos bajos se amotinaron este jueves y ocuparon dos cuarteles en las ciudades de La Paz y Cochabamba para reclamar mejores salarios. El Gobierno considera "injusta" la protesta y replicó que por ahora no es posible atender esas demandas.

Los agentes reclaman que el salario básico del sector se nivele en una suma mínima equivalente a 301 dólares y que el mismo se fusione con un bono de 57,4 dólares que reciben cada mes.

En ambas ciudades, los agentes ocuparon los cuarteles de la Unidad Táctica de Operaciones Policiales (UTOP). En La Paz, decenas de agentes, algunos usando pasamontañas, entraron esta mañana disparando gases lacrimógenos al edificio de los antidisturbios, situado al lado del ministerio de Exteriores y a poco más de una manzana del Palacio de Gobierno y del Parlamento. Los amotinados usaron gases lacrimógenos contra el comandante departamental de La Paz, coronel Edward Barrientos, quien se había acercado al lugar para intentar dialogar con ellos.

En Cochabamba, los policías se declararon "en huelga de brazos caídos" y ocuparon el cuartel, mientras que una decena de esposas de los agentes inició una huelga de hambre en las puertas de ese edificio, según los medios locales.

El ministro de Gobierno, Carlos Romero, tildó de "medida injusta" la presión de los policías y dijo que está dispuesto a reunirse con los agentes, pero no bajo amenazas, ni movilizaciones.

Romero aseguró que el Gobierno ha "hecho esfuerzos encomiables" en los últimos años para mejorar las condiciones materiales de los policías y la modernización de la entidad, que cuenta con un total de 36.602 agentes en todo el país.

El ministro de Gobierno sostuvo que entre 2006 y 2013, bajo la presidencia de Evo Morales, el presupuesto para salarios de la Policía creció en un 172% frente a lo registrado en los ocho años previos.

Romero también defendió que los agentes tuvieron aumentos salariales que estuvieron por encima de los índices de inflación, una asignación alimentaria mejorada y mejores condiciones para su trabajo. El aumento salarial para 2014 es de un 10%, superior al 6,5% de inflación registrado el año pasado.

En 2012, los policías de bajo rango se amotinaron en el cuartel de la UTOP en La Paz y protagonizaron disturbios violentos, incendiaron unidades policiales y prácticamente establecieron un cerco a los palacios de Gobierno y el Parlamento, también para exigir mejoras salariales.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentario 1