La empresa brasileña que construyó Mariel ampliará el aeropuerto de La Habana

La terminal 3 del aeropuerto José Martí de La Habana.
Terminal 3 del aeropuerto José Martí de La Habana.

(EFE).- La constructora brasileña Odebrecht, que se ocupó de las obras del megapuerto del Mariel, cerca de La Habana, se encargará de la ampliación de la terminal internacional del aeropuerto de la capital cubana, un proyecto valorado en 207 millones de dólares, informó hoy la prensa oficial.

Este mes de marzo se iniciarán los trabajos de reparación y modernización de la terminal 3 para hacer "más eficientes los servicios que reciben 2.000 viajeros que transitan por la instalación en las horas pico", afirma el representante de Odebrecht en Cuba, Fabio Goebel, en declaraciones recogidas por la revista oficial de Internet Cubacontemporánea.

Para el Mariel, la empresa preparó a más de 3.000 operarios cubanos con un plan para capacitar al personal ejecutor de obras de construcción, que también van a seguir para las del aeropuerto y que permitirá generar empleo en la Isla.

Se trata del tercer proyecto en Cuba de esta constructora, una de las principales de América Latina, ya que en enero del año pasado inició la primera fase de las obras del puerto del Mariel, a 45 kilómetros de La Habana, con una inversión total de 957 millones de dólares, más de la mitad financiados por el Banco Nacional de Desarrollo.

En mayo de 2013, durante la visita a la Isla del ministro brasileño de Desarrollo, Industria y Comercio, Fernando Pimentel, Brasil concedió a Cuba un crédito de 176 millones de dólares para ampliar cinco aeropuertos, desbordados por el paulatino aumento de turistas.

En mayo de 2013, Brasil concedió a Cuba un crédito de 176 millones de dólares para ampliar cinco aeropuertos, desbordados por el paulatino aumento de turistas

Además de las obras del aeropuerto, Brasil también se ha comprometido a financiar con 290 millones de euros la segunda etapa de las obras del puerto del Mariel, que también ejecutará Odebrecht.

Este puerto está enclavado en la Zona Especial de Desarrollo Mariel (ZEDM), la primera de su tipo en Cuba y que espera convertirse en un gran centro empresarial que sirva de polo de atracción a la inversión extranjera, bajo condiciones fiscales y laborales ventajosas para la instalación de empresas foráneas.

Cuba precisa unos 2.500 millones de dólares de inversión extranjera para garantizar el éxito de sus reformas económicas para "actualizar" el modelo socialista de la Isla.

Una compañía subsidiaria de Oderbrecht también firmó en noviembre de 2013 un contrato de 13 años con la empresa estatal Azcuba, que controla todo el sector azucarero de la isla, para administrar y modernizar un centro azucarero en la provincial de Cienfuegos, la primera inversión extranjera en ese sector, controlado por el Estado desde 1959,

Oderbrecht, presente en 21 países, factura anualmente unos 42.000 millones de dólares.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 18