El chavismo pide al Supremo que anule cualquier decisión que tome el Parlamento

El diputado opositor Henry Ramos Allup y nuevo presidente de la Asamblea Nacional. (Miguel Gutérrez/EFE)
El diputado opositor Henry Ramos Allup y nuevo presidente de la Asamblea Nacional. (Miguel Gutérrez/EFE)

(EFE).- La minoría chavista en el Parlamento de Venezuela pidió este jueves al Tribunal Supremo de Justicia que declare la nulidad de cualquier decisión que tome la nueva Asamblea Nacional mientras en la misma continúen los tres diputados suspendidos cautelarmente que juraron ayer sus cargos.

Los chavistas solicitaron además que el Supremo anule el juramento de esos tres diputados opositores de la mayoría contraria al Gobierno, elegidos en el estado Amazonas, cuya investidura el mismo tribunal había suspendido cautelarmente tras una denuncia del gobernante PSUV por supuesto fraude en las votaciones.

El diputado chavista Pedro Carreño indicó a los periodistas a la salida del tribunal que en las tres demandas presentadas piden también al Supremo que ordene al Ejecutivo "la prohibición de publicar en la gaceta oficial cualquier acto que apruebe la asamblea por estar viciada de nulidad absoluta".

Otro de los recursos presentados responde a la decisión adoptada por la nueva Asamblea de investigar en una comisión la designación de una docena de magistrados por el Parlamento saliente, controlado por el chavismo, poco antes de perder el poder.

Esta decisión aprobada ayer subroga "de manera fraudulenta facultades del poder ciudadano", afirmó Carreño y señaló que, una vez designados los jueces del Supremo, solo pueden ser destituidos previa calificación de la Defensoría del Pueblo, el Fiscal General y el Contralor General.

Carreño aseguró que el supuesto desacato del nuevo Parlamento lo coloca "al margen de la Constitución, desconoce al Poder Ciudadano, desconoce el Poder Judicial" por lo que "lo que aplica es el principio de reciprocidad, y el resto de los poderes tendrán que desconocer a la AN".

En este sentido, en su opinión, la Asamblea "queda inhabilitada de hecho para interpelar, para llamar, para que los poderes de la república hagan caso omiso, y en esa opera bufa, en ese circo que tienen montado, todo lo que se apruebe, lo que se legisle está viciado de nulidad", dijo.

Por su parte el presidente del Parlamento venezolano, Henry Ramos Allup, desestimó este jueves los señalamientos del oficialismo de que el órgano legislador incurrió en "desacato" al juramentar a los parlamentarios suspendidos.

Ramos Allup aseguró que para ejercer sus deberes constitucionales los parlamentarios no pasan "por el tamiz de ningún otro poder".

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 20