La convocatoria electoral da un nuevo respiro a la crisis política

Tibisay Lucena Ramírez, del Consejo Nacional Electoral de Venezuela. (Flickr/CC)
Tibisay Lucena Ramírez, del Consejo Nacional Electoral de Venezuela. (Flickr/CC)

(EFE).- La crisis política que atraviesa Venezuela tomó este martes un nuevo respiro gracias a la convocatoria oficial a elecciones parlamentarias para el próximo 6 de diciembre, que logró detener la huelga de hambre del opositor preso Leopoldo López y generar una oleada de mensajes de apoyo desde todo el continente.

La presidenta del Consejo Nacional Electoral (CNE) de Venezuela, Tibisay Lucena, anunció este lunes la fecha de los nuevos comicios, en los que se elegirán los 167 escaños de la unicameral Asamblea Nacional (AN), que actualmente está dominada por el chavismo con 99 diputados.

Lucena despejó las dudas que se habían generado desde la oposición sobre el retraso de los comicios, aunque aseguró que su organismo "no trabaja bajo presión" y menos de sectores que, según ella, han "neurotizado al país" con "acusaciones absurdas".

"Nunca se dio señales de que no hubiese un proceso electoral este año", remarcó la presidenta del CNE y condenó que, pese a ello, la oposición emprendiera en contra de su institución lo que tildó de ser una "campaña de desprestigio tremendista".

Precisamente, el anuncio de la cita electoral era una de las principales reivindicaciones de la huelga de hambre que el opositor López comenzó hace 30 días y que finalizó este martes con un llamamiento a sus seguidores que mantenían la misma protesta para que cesaran la actividad.

"Venezuela ya tiene fecha para el cambio. Hace 30 días asumí la responsabilidad de iniciar una huelga de hambre. Hemos logrado avances pero queda camino por recorrer en esta lucha por conquistar la democracia", afirmó a su vez López en una misiva leída por su esposa, Lilian Tintori, ante los medios de comunicación.

En esa línea, el opositor también agradeció los pronunciamientos sobre el anuncio de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) y la Organización de Estados Americanos (OEA), y aseguró que "representan un claro compromiso con la democracia en Venezuela".

Lopez hizo referencia al mensaje en el que la Unasur se congratuló este lunes por la convocatoria y consideró que, con esos comicios, "el pueblo venezolano tiene abierto el camino para resolver sus diferencias por la vía democrática".

La OEA, en tanto, se unió poco después a los mensajes de apoyo en la región y, a través de su secretario general Luis Almagro, ofreció su ayuda en los comicios al disponer por segunda vez una misión de observación electoral del organismo.

"Ante el anuncio de Tibisay Lucena de que las parlamentarias en Venezuela serán el 6 de diciembre, la OEA ofrece servicios de observación electoral", escribió Almagro en su cuenta de Twitter.

Lopez considera que "el pueblo venezolano tiene abierto el camino para resolver sus diferencias por la vía democrática"

La noticia también llegó de buena manera en varios Gobiernos del continente, que celebraron la disposición de nuevas elecciones y que el líder opositor López haya desistido de su huelga de hambre, como ya se le había solicitado desde diferentes sectores.

Por su parte, el Gobierno de Estados Unidos le dio la bienvenida a la convocatoria y dijo que es "un paso positivo" para los venezolanos y sus instituciones democráticas.

En una corta declaración enviada a Efe, el portavoz del Departamento de Estado de Estados Unidos, John Kirby, se congratuló por la decisión y aseguró que se trata "de un paso positivo para el pueblo venezolano y sus instituciones democráticas".

Brasil manifestó su "satisfacción" por la decisión del Consejo Nacional Electoral de Venezuela y, en un comunicado oficial de la Cancillería, aseguró que "saluda particularmente la confirmación de la invitación oficial para que una misión de la Unasur acompañe el proceso" que llevará a esas elecciones.

Brasil, que junto con Colombia y Ecuador integra una misión de la Unasur designada para la búsqueda de un diálogo entre el Gobierno de Nicolás Maduro y la oposición, ya había instado en varias ocasiones a Venezuela a fijar la fecha de las parlamentarias.

También se pronunció el expresidente boliviano Jorge Quiroga, tradicional defensor de los políticos detenidos en Venezuela y a quien se le negó la posibilidad junto al exmandatario colombiano Andrés Pastrana de visitarlos el 29 de mayo pasado en Caracas.

En declaraciones a Efe, Quiroga (2001-2002) atribuyó la convocatoria a elecciones al "enorme sacrificio" de los opositores venezolanos Leopoldo López y Daniel Ceballos, encarcelados desde 2014 acusados de instigación pública y asociación para delinquir tras una marcha antigubernamental en 2014 que desencadenó hechos violentos.

Quiroga aseguró que López, Ceballos, "decenas de otros huelguistas y el sufrimiento de otros presos políticos" consiguieron "que el mundo entero se percate de lo que está sucediendo en Venezuela" y consiguieron, a su juicio, "que una elección parlamentaria que estaba en la congeladora hoy tenga una fecha".

En esa línea, y para despejar las dudas, el CNE venezolano aclaró en el anuncio que la campaña electoral comenzará el 13 de noviembre y deberá culminar la noche del 3 diciembre.

Sin embargo, los venezolanos aún esperan las elecciones primarias para elegir a los candidatos del chavismo y que la oposición anuncie finalmente a sus candidatos, que aún no se conocen, aunque asegura que ya fueron elegidos.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 2