La publicación de las conversaciones entre Peña Nieto y Trump desata la polémica en México

El presidente electo Donald Trump saluda a su homólogo mexicano Enrique Peña Nieto. (EFE)
Donald Trump saluda a su homólogo mexicano Enrique Peña Nieto pocos días antes de asumir el cargo. (EFE)

(EFE).- El oficialismo mexicano encomió este jueves la posición adoptada por el presidente Enrique Peña Nieto ante Donald Trump, mientras la oposición criticó lo que consideró "debilidad" del mandatario en una conversación telefónica de enero pasado con el líder estadounidense.

El jefe de bancada del gobernante Partido Revolucionario Institucional (PRI) en la Cámara de Diputados, César Camacho, aseveró que Peña Nieto "no anda por las ramas, no muestra titubeos" en sus intercambios con Trump.

"Peña ha sido veraz y contundente y Trump parece tergiversar los hechos o tener interpretaciones caprichosas", sostuvo en declaraciones a medios locales.

La conversación filtrada "da una buena lectura de lo que enfrenta día a día el presidente Peña Nieto en su relación con Trump, quien de manera rápida se pinta de cuerpo entero con un claro matiz autoritario"

A su vez, el senador Pablo Escudero, del Partido Verde Ecologista de México, aliado del PRI, aseguró que la conversación filtrada entre los mandatarios "nos da una buena lectura de lo que enfrenta día a día el presidente Peña Nieto en su relación con Trump, quien de manera rápida se pinta de cuerpo entero con un claro matiz autoritario".

Escudero, presidente del Senado, consideró que "es evidente el comportamiento de altura del presidente Enrique Peña Nieto, quien no atiende jamás a las ocurrencias del mandatario estadounidense y deja ver que es un hombre de Estado, poniendo por encima de las ocurrencias los temas que son más importantes para nuestro país".

Aseguró que el presidente mexicano "fue contundente y tajante" al reafirmar su posición de que México no pagará el muro que Trump ha ordenado construir en la frontera entre los dos países, pese a la amenaza del mandatario estadounidense de poner fin al diálogo bilateral.

En tanto, la coordinadora del izquierdista Partido de la Revolución Democrática en el Senado, Dolores Padierna, expresó preocupación por "la debilidad con la que se conduce la relación con el Gobierno americano (estadounidense)".

"El regaño que le hizo Trump a Peña Nieto no solo lo deja a él en vergüenza, sino a todo nuestro país. Sigue evitando, eludiendo al abusivo, en lugar de ponerle un alto", declaró.

"El regaño que le hizo Trump a Peña Nieto no solo lo deja a él en vergüenza, sino a todo nuestro país. Sigue evitando, eludiendo al abusivo, en lugar de ponerle un alto"

Por su parte, el senador Miguel Barbosa, del grupo parlamentario del también izquierdista Partido del Trabajo, sostuvo que la conversación entre los presidentes demuestra que "no ha habido firmeza en el comportamiento diplomático".

"El presidente tiene que responderle a un impertinente, aunque sea el presidente de Estados Unidos", acotó.

El diario estadounidense The Washington Post reveló que Trump instó a Peña Nieto a dejar de afirmar a la prensa que México no va a pagar el polémico muro fronterizo.

"Si vas a decir que México no va a pagar por el muro, entonces no quiero entrevistarme con ustedes nunca más porque no puedo vivir con ello", dijo Trump a Peña Nieto en su primera conversación telefónica tras asumir la presidencia estadounidense, el 27 de enero, cuyas transcripciones han sido obtenidas por el Post.

Peña Nieto, por su parte, reiteró que su posición "ha sido y continuará siendo muy firme, diciendo que México no puede pagar el muro", al subrayar que es un tema relacionado con la "dignidad" y con "el orgullo nacional".

"Si vas a decir que México no va a pagar por el muro, entonces no quiero entrevistarme con ustedes nunca más"

En el tema comercial, Trump aseguró que su primera opción para acometer el déficit de 60.000 millones de dólares con México es imponer aranceles a todos los productos mexicanos que llegan a su país, pero que está dispuesto a que ambos gobiernos negocien un acuerdo beneficioso para ambas partes.

"Por favor, entiende que no es mi primera opción, pero lo que quiero es tener un vecino bueno y fuerte en México", dijo el presidente estadounidense, quien en determinado momento interrumpe a su interlocutor.

A ello Peña Nieto replicó: "Y nosotros tenemos que generar empleos y tenemos que ser más fuertes y tenemos que estar creciendo. Comparto esa posición con usted".

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 7