Se desinflan las expectativas de American Airlines con los vuelos a Cuba

American Airlines inauguró sus vuelos regulares a Cuba el pasado miércoles 7 de septiembre. (AA)
American Airlines inauguró sus vuelos regulares a Cuba el pasado miércoles 7 de septiembre. (AA)

La compañía American Airlines (AA) anunció para el año entrante una reducción de casi un cuarto del número de vuelos que diariamente llega a Cuba provenientes de Estados Unidos.

La aereolínea aduce una "débil demanda", lo cual contrasta sustancialmente con las expectativas que tenían los directivos cuando se abrieron, después de medio siglo, los vuelos directos entre ambos países. En aquel momento se esperaba que el boom turístico que generaría el deshielo con Estados Unidos y los viajes de los cubanoamericanos a su país de origen sustentaran 13 vuelos diarios. Se esperaba una posible eliminación del embargo y la prohibición de viajes de los norteamericanos a Cuba, algo que hasta la fecjha no ha ocurrido.

El portavoz de AA, Matt Miller, confirmó que a mediados de febrero la frecuencia de vuelos bajará a 10 diarios, utilizando aviones más pequeños en dos rutas.

El presidente electo de EE UU ha sido especialmente enfático al referirse a su política hacia Cuba y ha dicho que revocaría la apertura y los tratos de su antecesor en caso de que La Habana no permita mayores libertades civiles, religiosas y políticas.

El anuncio de Trump ha asustado a empresarios que comenzaron a negociar con la Isla bajo la administración Obama. Uno de los principales logros de la anterior administración fue el restablecimiento de vuelos, que podría ser borrado de un plumazo, pues, como el resto de las medidas tomadas por la Casa Blanca, se tratan de órdenes ejecutivas que un nuevo presidente puede revocar.

Los norteamericanos pueden viajar a Cuba siempre y cuando cumplan una serie de requisitos, que bajo la administración Obama se relajaron al máximo. Con Trump las cosas podrían volver donde las dejó George W Bush, el anterior republicano en ocupar el despacho oval, que limitó el número de veces en que los cubanoamericanos podían visitar a sus familiares así como las remesas para evitar la entrada de dólares a La Habana.

La decisión de American Airlines no está relacionada con eventuales medidas de Trump hacia Cuba, según informó Miller, quien además señaló que su compañía realizó el recorte antes de las elecciones presidenciales.

Sin embargo, la reducción llega a apenas unos meses en que las principales aerolíneas de estadounidenses buscaban realizar unos 60 vuelos diarios a La Habana y otros 10 al resto de la Isla.

AA comenzó esta semana a volar a la capital cubana. Según datos del Departamento de Transporte de Estados Unidos se esperan al menos 500 vuelos diarios antes de fin de año.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 58