La policía detiene a 19 manifestantes prodemocráticos en Hong Kong

(EFE).- La policía de Hong Kong arrestó hoy a 19 manifestantes que protestaban por la decisión del Gobierno de Pekín de restringir la implantación del sufragio universal para la elección directa del jefe del Ejecutivo en esta antigua colonia británica.La policía informó en un comunicado que los detenidos trataron de ocupar el acceso al hotel, situado en el barrio de Wan Chai, donde se hospedaba un alto cargo chino, y de romper el cordón policial para acceder a su interior.

Los detenidos, 15 hombres y cuatro mujeres de entre 20 y 45 años, fueron arrestados esta madrugada por obstrucción a la policía y puestos en libertad durante la mañana del martes.

Algunos manifestantes habían tratado de reservar habitaciones en el hotel Grand Hyatt, pero fueron sacados por la policía y personal del establecimiento, según el diario local "South China Morning Post".

Los manifestantes, liderados en su mayoría por grupo de estudiantil Scholarism, llevaban acampados en las inmediaciones del hotel desde el pasado domingo.

La protesta iba dirigida contra el Secretario General Adjunto de la Comisión Permanente de la Asamblea Nacional Popular, Li Fei, quien vino a la ciudad para explicar la reforma electoral aprobada el domingo por el gobierno chino, en la que rompió su promesa de que el jefe del Ejecutivo de la región administrativa especial sería elegido por sufragio universal a partir de 2017.

Finalmente, la propuesta aprobada por unanimidad por el Comité Permanente de la Asamblea Nacional Popular, establece que el próximo jefe ejecutivo sea elegido por los ciudadanos, pero éstos solo podrán optar entre dos o tres candidatos, previamente seleccionados por mayoría de una comisión especial formada actualmente por 1.200 miembros.

Activistas prodemocráticos manifestaron su descontento horas después de que Pekín hiciera pública su postura el pasado domingo a través de una concentración que atrajo a más de 3.000 participantes en las inmediaciones de las oficinas del gobierno local, donde anunciaron el inicio de una era de "desobediencia civil" que se verá traducida a través de manifestaciones y huelgas estudiantiles en los próximos meses.

El movimiento prodemocrático Ocuppy Central, que aglutina el descontento popular por las restricciones del gobierno de Pekín, se han comprometido a paralizar el funcionamiento del centro financiero de Hong Kong como parte de la campaña de desobediencia civil.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 0