Egipto acusa de injerencia a los Estados que critican las penas de cárcel impuestas a periodistas

(EFE).- El Ministerio egipcio de Exteriores ha rechazado de manera tajante las críticas internacionales a las penas de cárcel impuestas a periodistas de la televisión catarí Al Yazira, denunciando injerencias en los asuntos internos de Egipto. En un comunicado difundido en las últimas horas, Exteriores condena "con firmeza cualquier comentario de órganos extranjeros que pongan en duda la independencia de la Justicia egipcia y sus fallos".

También expresa su descontento "por el uso de frases (en las condenas internacionales) que se desvían de las normas diplomáticas aceptables".

"El empleo de esa forma de expresar posiciones tendrá un efecto negativo", advierte Exteriores, que reitera que "la intervención en los asuntos internos de Egipto genera la ira y el resentimiento del pueblo egipcio".

Este lunes, un tribunal egipcio condenó a 18 personas, entre ellos varios periodistas de Al Yazira, a siete y diez años de cárcel por difundir noticias falsas sobre Egipto y colaborar con los Hermanos Musulmanes.

Entre ellos figura el corresponsal australiano Peter Greste, el egipcio con pasaporte canadiense Mohamed Fahmy, los británicos Sue Turton y Dominic Kane y la holandesa Rena Netjes (éstos tres últimos juzgados en rebeldía).

Los Gobiernos holandés y británico convocaron ayer a los embajadores egipcios en sus respectivos países para pedir explicaciones sobre las condenas a sus ciudadanos, todos ellos sentenciados a diez años de cárcel y juzgados en rebeldía.

El secretario de Estado de EEUU, John Kerry, calificó de "draconianas" las sentencias, mientras que el Gobierno australiano se declaró "conmocionado" por la severidad de la condena impuesta a Greste.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, también criticó las penas de cárcel y aseguró que los procesos judiciales en Egipto "claramente parecen no cumplir con los estándares básicos de un juicio justo".

Las condenas arreciaron asimismo de los grupos de derechos humanos y Amnistía Internacional calificó la sentencia de "ataque feroz a la libertad de prensa".

No ha sido tan duro el Sindicato de Periodistas de Egipto, que emitió un débil comunicado ayer en el que solo mostraba su esperanza en que el Tribunal de Apelación dicte unas condenas distintas.

Las autoridades egipcias han cerrado las oficinas de Al Yazira en El Cairo y acusan a esta televisión de respaldar a los Hermanos Musulmanes -declarados grupo terrorista- y difundir informaciones que tergiversan la realidad de Egipto.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentario 1