El exilio cubano en Miami se manifiesta en apoyo a los carretilleros

Carretilleros llevan sus productos por la calle Colón, a un costado del teatro Milanés en la ciudad Pinar del Río. (14ymedio)
Carretilleros llevan sus productos por la calle Colón, a un costado del teatro Milanés en la ciudad Pinar del Río. (14ymedio)

(EFE).- Cubanos en el exilio protestaron este jueves en Miami (EE UU) con una docena de carretillas con frutas y verduras contra la "represión oficial" que sufren estos comerciantes en la Isla.

"El régimen cubano le da primero la licencia de la carretilla y luego le quita la carretilla, le roba las viandas, las legumbres... está en un regresismo (retroceso) de las tímidas reformas económicas que había comenzado recientemente", dijo este jueves a Efe Ramón Saúl Sánchez, presidente de Movimiento Democracia, uno de los grupos organizadores de la protesta.

Una docena de personas que simulaban ser carretilleros se congregaron frente al restaurante Versailles, histórico lugar de reunión del exilio cubano en Miami, con plátanos, cebollas, limones, aguacates y todo tipo de frutas y verduras como muestra de apoyo a sus compatriotas.

El grupo de Sánchez y el Movimiento de Opositores por una Nueva República, cuyo director, José Díaz Silva, se encuentra en Miami, fueron los organizadores de la protesta, que se realizó durante una hora.

Con consignas como "El Gobierno de Cuba da primero la licencia a los carretilleros y luego los reprime y les confisca y roba sus productos", criticaron "la nueva ola de abusos oficiales"

Con consignas como "El Gobierno de Cuba da primero la licencia a los carretilleros y luego los reprime y les confisca y roba sus productos", los cubanos en el exilio criticaron "la nueva ola de abusos oficiales" en la Isla.

Sánchez señaló que esta "represión obedece al éxito que han tenido estos negocios, los cuales se han vuelto competencia para el propio Gobierno".

Estos pequeños negocios surgieron en 2010 como parte de la autorización oficial para trabajos por cuenta propia que ejercen más de medio millón de cubanos en la Isla y que incluye unas 200 diferentes actividades.

Para Sánchez, esta actitud oficial está "en contraposición de la nueva política entre Estados Unidos y Cuba, que se suponía estimulaba por lo menos la economía, ya que no lo ha hecho con los derechos humanos".

Ambos Gobiernos sellaron el restablecimiento de sus relaciones diplomáticas en julio de 2015 con la reapertura de sus respectivas embajadas.

"Nuestro mensaje es de solidaridad, en contra de la injusticia social en Cuba que afecta a los obreros cubanos y a los carretilleros, los cuentapropistas y en general a aquellos que hacen pequeños actividades económicas", manifestó Sánchez.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 2