Duterte califica a la UE de "hijos de puta" mientras China se acerca al presidente filipino

El presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte. (Wikicommons)
El presidente filipino, Rodrigo Duterte, dijo ir de frente con el problema de las drogas, y tildó de "hijos de puta" a los parlamentarios europeos. (Wikicommons)

(EFE).- El presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, elevó este jueves el tono de sus críticas a la Unión Europea (UE) al calificar de nuevo a los miembros de esa institución de "hijos de puta" y a sus parlamentarios como "mierda" por censurar la polémica campaña antidroga en el país asiático.

"Yo voy de cara en el problema de las drogas, UE, hijos de puta", dijo el mandatario en un discurso frente a miembros de la coalición de concejales filipinos y a funcionarios que acababan de jurar el cargo en el palacio presidencial de Malacañán, en Manila.

En referencia a los miembros del Parlamento Europeo, Duterte pidió a los asistentes que "si os preguntan cómo les describiría, solo decidles (a los parlamentarios) que el alcalde ha dicho que sois una jodida mierda".

A mediados de marzo, el Parlamento Europeo aprobó una resolución para condenar y pedir el cese de la "guerra contra las drogas" que lidera Duterte y que ha dejado más de 7.000 muertos desde que empezó, el 30 de junio, el día de la investidura.

El mandatario, conocido por sus excesos verbales, llamó "locos" a los miembros del Parlamento Europeo la semana pasada

"No impongáis vuestros valores y todo eso porque os odiamos por ser hipócritas. Sois la incongruencia de los tiempos", afirmó el presidente filipino en referencia a la UE.

El gobernante asiático argumentó que Europa ha logrado sus avances económicos "conquistando Indonesia, Malasia, Filipinas, llevándose lo mejor de nuestras tierras" e invitó al viejo continente a no dar lecciones de "moralidad" a países o Gobiernos con realidades distintas al otro lado del planeta.

El mandatario, conocido por sus excesos verbales, llamó "locos" a los miembros del Parlamento Europeo la semana pasada, lo que causó que Bruselas llamara a consultas al embajador filipino.

Mientras tanto, el Gobierno chino aseguró este jueves que el acercamiento que Manila y Pekín han protagonizado con la llegada al poder de Rodrigo Duterte en Filipinas beneficia a ambas partes y a la región, en respuesta a la propuesta de destitución presentada contra el mandatario filipino por su acercamiento a China.

"Hemos gestionado adecuadamente la cuestión, lo que nos ha dado valiosas experiencias y lecciones", señaló en rueda de prensa el portavoz de Asuntos Exteriores chino Lu Kang, quien destacó que tras la visita de Duterte a China en diciembre pasado se ha vuelto "al camino adecuado del diálogo y las consultas".

China y Filipinas protagonizaron grandes tensiones en los últimos años por el control de islas en aguas disputadas, como las del archipiélago Spratly, pero el conflicto se ha reducido con la llegada de Duterte

"La situación en el Mar del Sur de China (cuyas aguas se disputan ambos países y otras naciones vecinas) ha mejorado, como han reconocido otros gobiernos de la región", añadió Lu en defensa de los acercamientos entre Pekín y Manila.

El legislador filipino Gary Alejano presentó este jueves en el Parlamento de su país una nueva solicitud para iniciar un proceso de destitución de Duterte por presunta traición al país en su disputa territorial con China.

Alejano ya había cursado una demanda similar contra el mandatario el pasado 16 de marzo por su supuesta implicación en asesinatos y otros crímenes.

China y Filipinas protagonizaron grandes tensiones en los últimos años por el control de islas en aguas disputadas, como las del archipiélago Spratly, pero el conflicto se ha reducido con la llegada de Duterte, que además adoptó un tono desafiante hacia Estados Unidos, que apoyaba a Manila en el contencioso.


Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 0