El nuevo fiscal general depurará el Ministerio Público para acabar con la "corrupción"

Tarek William Saab, Defensor del Pueblo venezolano. (Flickr/CC)
Tarek Saab aseguró que se han detectado "indicios" de la existencia de una "red mafiosa de chantaje y extorsión" en la Fiscalía. (Flickr/CC)

(EFE).- El fiscal general de Venezuela, Tarek Saab, nombrado por la Asamblea Constituyente tras destituir a su antecesora, Luisa Ortega, crítica con el Gobierno, anunció este viernes la creación de una comisión para depurar la institución, acusada de traición por el Ejecutivo, y eliminar la "corrupción" de ese órgano.

"Vamos a conformar (...) una comisión de reestructuración de la Fiscalía General de la República", dijo en rueda de prensa el nuevo titular del Ministerio Público, que explicó que se ha nombrado sustitutos para todos los altos cargos destituidos y ya hay designados nuevos fiscales en 4 de las 24 entidades federales.

Saab aseguró que se han detectado "indicios" de la existencia de una "red mafiosa de chantaje y extorsión" en la Fiscalía dedicada a "tasar en dólares" la posibilidad de imputar o no, sobreseer causas o "distribuir un expediente".

"Vamos a revisar la pertinencia, por ejemplo, de nada más y nada menos que 250 cargos directivos y de jefaturas de distintos niveles", detalló el fiscal, que agregó: "Los vamos a poner a la orden de los tribunales competentes, y vamos a colocar su nombre y sus apellidos para que todo el pueblo y la nación venezolana lo sepa".

Tarek Saab creará una comisión para depurar la Fiscalía, acusada de traición por el Ejecutivo, para eliminar la "corrupción" de ese órgano

Saab fue designado fiscal el pasado sábado por la Asamblea Nacional Constituyente, un órgano plenipotenciario instaurado a iniciativa del presidente Nicolás Maduro para reordenar el Estado y depurar todas sus instituciones y cuya legitimidad no reconoce Ortega, que advirtió que podría llevar a un "sistema totalitario".

El nombramiento de Saab se produjo justo después del cese por parte de la Constituyente de Ortega, que ha recriminado repetidamente a Maduro y al Tribunal Supremo de Justicia haber roto el "hilo constitucional" en Venezuela.

Ortega ha sido acusada por Maduro de traición y de "complicidad" con la "insurgencia armada" que, según él, ha llevado a cabo la oposición en los últimos meses, y tiene abierto un proceso por parte de un Supremo que le ha congelado sus bienes y prohibido salir del país como medidas cautelares.

La exfiscal cuenta con el apoyo del Parlamento (de mayoría opositora) y de numerosos Gobiernos de la región y del mundo, y ha advertido de que teme por su vida ante las amenazas recibidas.

Saab, Defensor del Pueblo hasta su nombramiento como fiscal general, ha sido señalado por la oposición y los críticos de Maduro por su supuesta sumisión al Gobierno y fue condecorado antes de su designación por el presidente junto a otros cargos públicos.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 13