La izquierda uruguaya puede perder el Gobierno y la mayoría parlamentaria

¿Cómo se explica qué en un país con buenos números económicos, crecientes inversiones, bajo desempleo, alto consumo e inflación controlada buena parte de la población esté pensando en cambiar el partido de gobierno?

(EFE).- A cuarenta días de las elecciones generales en Uruguay, los expertos advierten que la coalición de izquierdas Frente Amplio (FA), pese a estar al frente en las encuestas, "puede perder" el Gobierno y la mayoría en el Parlamento de no surgir un poco probable "sacudón" de última hora.

Según la última consulta de la empresa Equipos, el candidato presidencial del FA, el socialista y expresidente (2005-2010) Tabaré Vázquez reúne una intención de voto del 40%, el diputado Luis Alberto Lacalle Pou, del Partido Nacional o "Blanco", el 28% y Pedro Bordaberry, del Partido Colorado tradicionalmente gobernante y ahora segunda fuerza de la oposición, el 11%.

Pablo Mieres, candidato del Partido Independiente, el cuarto con representación parlamentaria, tiene el 2% de intención de voto, otros aspirantes suman el 4 % y quedan un 15 % de indecisos.

La encuesta se realizó a comienzos de septiembre y tiene un margen de error de +/- 3,2 %.

Esos números, "salvo un desenlace muy raro que no se ve por ningún lado", derivarán en una segunda vuelta para decidir al futuro presidente entre Vázquez y Lacalle, destacó a Efe Ignacio Zuasnabar, director de Opinión Pública de Equipos.

Para establecer la mayoría parlamentaria será "fundamental" como se repartan los votos de los hasta ahora indecisos y es "casi imposible" que todos se vuelquen hacia la izquierda, dijo.

El "escenario más probable" es un reparto de esos votos con los cuales el FA podría llegar al 47 o 48% del apoyo popular y quedaría "cerca, pero sin alcanzar" la mayoría parlamentaria, señaló Zuasnabar.

Mirando un poco más allá y de cara a la casi segura segunda vuelta el 30 de noviembre, el experto destacó que, "hoy por hoy", Vázquez tiene "mejor imagen" pero "corre peligro".

Al comenzar 2014 las encuestas le daban 30 puntos de ventaja al candidato de la izquierda sobre el de la derecha: "hoy se redujo a 8 puntos" y para la decisión final "tendrá mucho que ver" como vote cada uno en la primera vuelta.

En opinión de Zuasnabar en la recta final de la campaña electoral "se está jugando mucho".

La "mayoría" de los uruguayos, "sin estar insatisfechos, esperan que las cosas mejoren" y Lacalle, de 41 años, "sintoniza mejor" con ellos a partir de sus propuestas en relación a Vázquez, de 74 años, y "mas basado en un discurso de retrospectiva", estimó.

Por ello, el candidato del Partido Nacional "tiene posibilidades de ganar" en la segunda vuelta.

¿Cómo se explica qué en un país con buenos números económicos, crecientes inversiones, bajo desempleo, alto consumo e inflación controlada buena parte de la población esté pensando en cambiar el partido de gobierno?

Los factores que inciden para ello "son varios", según Mariana Pomies, directora de la consultora CIFRA.

Hay un "desgaste natural" del partido de Gobierno "de sus figuras y de su discurso" estimó.

"No hay un enojo fuerte" con las autoridades, "pero sí la voluntad de cambios", especialmente en temas como seguridad y educación "donde no la ido bien al Gobierno", agregó.

Según la encuesta realizada por CIFRA a mediados de agosto, el FA tiene una intención de voto del 41 %, el Partido Nacional 32 %, el Partido Colorado 15 %, el Partido Independiente 4 %, otros el 1 % y los indecisos llegan al 7 %, con un margen de error de +/- 3 %.

Lo que "esta claro" es que la izquierda "perderá la mayoría parlamentaria" y la segunda vuelta "es irreversible", afirmó Pomies.

En los últimos días, el Frente Amplio, que agrupa trece fuerzas de izquierda, entre ellos socialistas, comunistas y los exguerrilleros Tupamaros del presidente José Mujica, "cambió el tono" de sus discursos de campaña para intentar "mover a la gente".

Sin embargo, la situación electoral "se mantiene estable" y en Uruguay, a diferencia de otros países, no suele haber giros inesperados en la etapa final de las campañas electorales.

En referencia a lo que puede ocurrir el último domingo de noviembre, cuando seguramente en segunda vuelta se dirima el futuro presidente uruguayo, para la experta de CIFRA será una votación n "muy pareja" y resulta "muy arriesgado" vaticinar un ganador.

Hace seis meses "parecía" que Vázquez tenía el "camino claro" para volver a ocupar el sillón presidencial: "Ahora no es así", concluyó

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 2