Una marcha de la oposición venezolana contra el Supremo se salda con más de 40 heridos

Efectivos de la fuerza pública usaron gas pimienta y perdigones de goma contra los manifestantes. (@FreddyGuevaraC)
Efectivos de la fuerza pública usaron gas pimienta y perdigones de goma contra los manifestantes. (@FreddyGuevaraC)

(Con información de EFE). -Venezuela vivió el martes una jornada más en la escalada de tensión institucional que sufre el país y que se ha trasladado a las calles. Una manifestación realizada en Caracas contra el Tribunal Supremo de Justicia se saldó con 42 heridos, uno de ellos de bala, y varios detenidos, según un balance de la oposición.

"Un herido por arma de fuego, de 39 años, una joven con traumatismo en diferentes partes del cuerpo que fue atropellada por la Guardia Nacional, 8 personas fracturadas y más de 32 heridos con contusiones y suturas", dijo Julio Borges, presidente de la Asamblea Nacional, en rueda de prensa, horas después de finalizada la manifestación.

La marcha tenía como objetivo protestar contra las últimas decisiones del Tribunal de despojar al Legislativo de sus competencias y limitar la inmunidad parlamentaria, algo que ha sido visto por la oposición, que controla el Parlamento, como "un golpe de Estado".

Pero la manifestación fue reprimida duramente por las fuerzas de seguridad del Estado. Varios dirigentes opositores publicaron en Twitter fotografías que mostraban a algunos manifestantes heridos y, sobre todo, a personas afectadas por los gases lacrimógenos que usaron la Policía Nacional Bolivariana (PNB) y la Guardia Nacional Bolivariana (GNB, policía militarizada) como mecanismo de contención.

Efectivos de ambos cuerpos cortaron varios accesos en el centro de Caracas y bloquearon algunas vías de la capital venezolana para, según los opositores, impedir la movilización en el municipio Libertador, un territorio gobernado por el chavismo y que suele rechazar acoger manifestaciones opositoras, informa EFE.

La oposición pretendía presentar este martes un proceso para remover de sus cargos a los siete magistrados que firmaron decisiones contrarias al Parlamento

La oposición pretendía presentar este martes un proceso para remover de sus cargos a los siete magistrados que firmaron decisiones contrarias al Parlamento, pero el Gobierno, según Borges, impidió que la mayoría de los diputados llegase a la capital para participar en la sesión legislativa, que estaba prevista para las 14.30 hora local y que ha sido pospuesta para este miércoles.

Mientras, el chavismo reunió a miles de personas casi en frente del Legislativo para "contrarrestar" los "intentos de golpe de Estado" por el que acusan a la oposición.

Los oficialistas marcharon sin problemas por el centro de Caracas y se concentraron frente a la Cámara para exigir también respeto a las instituciones y a la paz del país ante lo que calificaron de "maniobras" de la oposición.

El ministro de Interior y Justicia venezolano, Néstor Reverol, exhortó a los órganos de Justicia a que investiguen los "hechos de violencia" que ocurrieron en la manifestación y acusó al dirigente Henrique Capriles de tener una actitud "violatoria" de la Constitución.

"Un grupo de dirigentes de oposición encabezaron estas acciones que rayan en la más repudiable y condenable conducta antidemocrática y con ello intentaron alterar la paz y desestabilizar el funcionamiento cotidiano de las instituciones del país", dijo Reverol a través del canal estatal VTV.

Por su parte, el presidente Nicolás Maduro, que encabezó un acto político en el estado Apure (sur), dijo que "la derecha fascista" del país falló en su intento de llenar de violencia las calles para cumplir con una orden que, afirmó, le enviaron a la oposición venezolana "desde el norte".

El presidente de la Alta Corte, Maikel Moreno, asegura que el Parlamento no tiene "legitimidad" para iniciar el proceso de remoción que pretende la oposición

El presidente de la Alta Corte, Maikel Moreno, asegura que el Parlamento no tiene "legitimidad" para iniciar el proceso de remoción que pretende la oposición, en alusión al estatus de "desacato" que el Supremo impuso a la Cámara el año pasado por desobedecer varias sentencias y que, mientras se mantenga, hace nulos todos los actos parlamentarios.

También lo cree así, por razones distintas, el diputado oficialista Diosdado Cabello, quien dijo que los opositores en la Cámara no pueden destituir a los magistrados, entre otras razones, por no haber una calificación de falta grave por parte del Poder Ciudadano, como establece la Constitución para estos casos. Esta instancia es, actualmente, más cercana al Judicial y al Ejecutivo.

El secretario general de la Organización de los Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, ha condenado la "brutal represión" ocurrida en las protestas.

"Es absolutamente inadmisible que el desenfreno autoritario que ha llevado al Gobierno de Venezuela a abandonar la democracia a través de un autogolpe de Estado, y a situarse al margen de la legalidad constitucional interamericana, se vuelque una vez más en represión contra su propio pueblo", aseguró Almagro.

El secretario general de la OEA condenó el uso represivo por parte de la Policía Nacional Bolivariana de pelotas de goma y gases lacrimógenos, así como la participación de "fuerzas civiles de choque al servicio del régimen autoritario instalado en Caracas".

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 9