Las medidas fiscales de Macron beneficiarán al 2% más rico en 2018

El programa del presidente francés privilegia la reducción de la fiscalidad del capital, la reducción de las cotizaciones de las empresas y el aumento de los impuestos indirectos

El político socioliberal francés y candidato a la presidencia, Emmanuel Macron. (EFE)
Las conclusiones del informe corren el riesgo de afianzar la imagen de Macron como "el presidente de los ricos". (EFE)

(EFE).- Las medidas fiscales adoptadas por el Gobierno del presidente francés, Emmanuel Macron, van a beneficiar este año sobre todo al 2% más rico de la población, según la Oficina Francesa de Coyunturas Económicas (OFCE), que señala que esa tendencia continuará el año siguiente, aunque en menor medida.

En un informe publicado este lunes, este organismo dependiente de la prestigiosa Sciences Po (Instituto de Estudios Políticos de París) subraya las "desigualdades" que contiene el dispositivo presupuestario presentado por Macron, que privilegia la reducción de la fiscalidad del capital, la reducción de las cotizaciones de las empresas y el aumento de los impuestos indirectos.

Por efectos del calendario decidido para la puesta en marcha de esas medidas, este año el 5% de los franceses con menores ingresos tendrán un deterioro de su nivel de vida.

La razón es que los incrementos de la fiscalidad indirecta (en particular el alza de la tasa sobre los carburantes) y la disminución de las ayudas sociales para la vivienda no se verán compensadas con el incremento de otras prestaciones sociales, que sólo se empezará a concretar a finales de 2018.

Por efectos del calendario decidido para la puesta en marcha de esas medidas, este año el 5% de los franceses con menores ingresos tendrán un deterioro de su nivel de vida

En conjunto, cada familia de este grupo perderá de media 60 euros.

En el otro extremo, el 5% de los más adinerados ganarán 1.730 euros por familia gracias a un tipo impositivo único del 30% para la mayor parte de las rentas de capital y, sobre todo, a la supresión del impuesto sobre la fortuna (ISF), que se convierte en un impuesto sobre la fortuna inmobiliaria (IFI), es decir, que sólo tendrá en cuenta el patrimonio de viviendas, oficinas o locales comerciales.

Esas diferencias quedarán sólo en parte amortiguadas en 2019 con la revalorización prevista de prestaciones sociales y con la extensión al 80% de los contribuyentes con menos ingresos de la exención de la llamada "tasa de habitación", un impuesto que pagan todos los residentes en una vivienda, sean propietarios o inquilinos.

En cualquier caso, el año próximo el 5% de los más ricos concentrarán el 42% de los beneficios derivados de las medidas fiscales adoptadas por el Ejecutivo.

Las conclusiones corren el riesgo de afianzar la imagen de Macron como "el presidente de los ricos", que se ha visto asentada en algunas de sus principales reformas llevadas a cabo hasta ahora, en particular la liberalización del mercado de trabajo.

____________________________________________________________________________

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro  14ymedio. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 11