Los expertos descartan la despresurización como causa del accidente aéreo

Caja negra del airbus 320 de germanwings siniestrado en los Alpes franceses. (Bureau d'enquetes et d'analyses)
Caja negra del airbus 320 de Germanwings siniestrado en los Alpes franceses. (Bureau d'enquêtes et d'analyses)

Los expertos de la BEA (Bureau d'enquêtes et d'analyses) que coordinan los trabajos de investigación del accidente del A320 de Germanwings que se estrelló este martes en los Alpes franceses han descartado una de las hipótesis que, hasta el momento, se consideraba más fiable y que apuntaba a la despresurización de la cabina. "En estos momentos, no hay elementos que apunten a la despresurización", han anunciado en una rueda de prensa este miércoles.

Con los datos disponibles hasta el momento, los expertos de la BEA han explicado que el avión impactó a una gran velocidad contra las paredes montañosas y, después, se desintegró. "Hemos recuperado todos los datos meteorológicos. No hay ninguna información que haga pensar que fuese un factor que provocase el accidente", han explicado los expertos.

Los equipos de investigación han recuperado datos de audio de una de las cajas negras del avión. El análisis de ese archivo puede llevar semanas pero puede ayudar a esclarecer las causas del siniestro.

Los aviones tienen dos cajas negras. Una registra las conversaciones de la cabina y los intentos de contacto con la torre de control. La otra tiene la memoria de todas las fases del vuelo. El presidente francés, François Hollande, ha confirmado que el sobre de la segunda caja negra del Airbus 320 ha sido recuperado, pero no su contenido.

En cuanto a la segunda caja negra, no se ha localizado aún entre los restos pero asegura que lo harán, las cajas están diseñadas para resistir ese tipo de impacto.

Los investigadores de BEA realizaron el primer reconocimiento acompañados por los de Airbus. "Vista la dispersión, el examen físico de los restos del avión será difícil y muy limitada, el sitio es montañoso, escarpado y de difícil acceso. Las condiciones de la investigación sobre el terreno son difíciles pero ya han comenzado".

En contra de lo que se había sostenido el martes, la velocidad de descenso fue de 3.000/3.500 pies por minuto de forma constante y no brusca. "La curva de vuelo describe un escenario compatible con el control de los pilotos, pero también con el uso del piloto automático". El descenso de la nave duró unos diez minutos y la última altitud registrada fue de poco más de 6000 pies.

Alemania y España, en luto oficial

En una comparecencia conjunta desde Seyne-les-Alpes, el presidente francés François Hollande, la cancillera alemana Angela Merkel y el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, han reiterado este miércoles su voluntad por trabajar juntos y esclarecer las causas del siniestro del vuelo.

"Vamos a trabajar todos juntos y vamos a estar a la altura de las circunstancias", ha agregado Rajoy. "Queremos identificar a las víctimas y repatriarlas en las mejores condiciones posibles".

Hollande ha afirmado que en el momento de la intervención de los equipos de rescate, ya no había sobrevivientes. El avión, un Airbus 320 de la aerolínea alemana Germanwings -filial de Lufhtansa- que cubría la ruta entre Barcelona y Dusseldorf se estrelló en torno a las 11 am (hora central europea) del martes con 150 personas a bordo (144 pasajeros y seis miembros de la tripulación), en Prads-Haute-Bléone, en los Alpes de Haute Provence.

Alemania, con 72 víctimas, y España, con 51, son los países con mayor número de fallecidos. Ambos han decretado tres días de luto oficial. Según Germanwings, también hay víctimas mortales de nacionalidad argentina, australiana, belga, colombiana, danesa, estadounidense, británica, iraní, israelí, japonesa, kazaja, holandesa, venezolana, marroquí y mexicana.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentario 1