La oposición venezolana se divide frente a una Constituyente que ya gobierna

La opositoria María Corina Machado (tercera por la izquierda) en una reciente marcha de protesta en Venezuela. (Vértice)
La opositoria María Corina Machado (tercera por la izquierda) se desvincula de la MUD tras la decisión de la plataforma de concurrir a las elecciones. (Vértice)

(EFE).- Venezuela ha entrado definitivamente en un ambiente de campaña cuando faltan cuatro meses para los comicios regionales, en los que la alianza opositora ha dicho que participará pese a sus críticas a la Asamblea Constituyente, conformada solo por chavistas y que ahora se encargará de refundar el Estado.

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, celebró este jueves que la alianza opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) haya entrado en el carril electoral pese a haber acusado al Consejo Nacional Electoral (CNE) de haber cometido un fraude durante la elección de la Constituyente.

El gobernante aplaudió que con este paso de inscribir a sus candidatos, a su juicio, la MUD ha reconocido finalmente la "legitimidad" de la Asamblea Constituyente y del mismo CNE, pese a que las dudas no se han disipado.

El gobernante aplaudió que con este paso de inscribir a sus candidatos, a su juicio, la MUD ha reconocido finalmente la "legitimidad" de la Asamblea Constituyente y del mismo CNE

Maduro hizo estas declaraciones durante una sesión especial de la ANC en el Palacio Federal Legislativo, en la que lo primero que hizo fue ponerse a disposición de este foro conformado por más de 500 constituyentes, todos leales a su Gobierno.

"Vengo a reconocer sus poderes plenipotenciarios soberanos, originarios y magnos para regir los destinos de la República, (...) como jefe de Estado me subordino a los poderes constituyentes de esta Asamblea Nacional Constituyente", dijo Maduro, que también entregó a la Asamblea su proyecto de Constitución.

Según el mandatario, este proyecto de Carta Magna es el mismo del fallecido presidente Hugo Chávez.

El Gobierno ha dicho que el establecimiento de esta asamblea chavista, que ayer ratificó a Maduro como presidente, ha traído paz a Venezuela pues desde que fue electa, las protestas antigubernamentales que se desarrollaban desde el 1 de abril pasado han disminuido hasta casi su desaparición. La ola de manifestaciones ha dejado más de 120 muertos.

Sin embargo, este aparente clima de paz ha sido interpretado por dirigentes opositores como María Corina Machado como una reacción crítica del pueblo a lo que considera un paso en falso de la MUD, que supuestamente somete al antichavismo a la "dictadura" de Maduro.

"Ir a las elecciones regionales es reconocer la Asamblea Nacional Constituyente fraudulenta, ir a las elecciones regionales es legitimar un CNE que el mundo entero reconoce cómplice del más grande fraude de la historia de este hemisferio", afirmó Machado, líder del movimiento Vente Venezuela.

"Ir a las elecciones regionales es legitimar un CNE que el mundo entero reconoce cómplice del más grande fraude de la historia de este hemisferio", afirmó Machado

La alianza opositora anunció el miércoles que inscribirá candidatos para las elecciones de gobernadores que se realizarán el próximo 10 de diciembre pese a que el CNE le prohibió participar en las votaciones de 7 de las 24 entidades federales del país.

Machado señaló que su organización solo acompañará las iniciativas para continuar con las protestas antigubernamentales y las que acaten lo aprobado en la consulta popular que se hizo el pasado 16 de julio cuando 7 millones de venezolanos, según la MUD, rechazaron la Asamblea Constituyente.

"En Vente Venezuela nos deslindamos de una ruta que un factor de la MUD ha decidido seguir, que es la validación de una dictadura mafiosa al participar en sus elecciones amañadas a la medida", dijo Machado, al tiempo que pidió a los partidos que conforman la coalición rectificar sobre esta decisión.

La opositora agregó que mientras la alianza "persista en apartarse del mandato del 16 de julio, Vente Venezuela no formará parte de esa coalición", aunque señaló que su organización acompañará los llamamientos a protestas pacíficas.

La oposición venezolana reunida en la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) llamó a sus simpatizantes a retomar la protesta el próximo sábado, después de que los dos últimos llamamientos a las calles registraran poca afluencia de manifestantes.

Maduro entregó a la Constituyente un proyecto de Ley para castigar a quien "salga a la calle a expresar intolerancia y odio" con hasta 25 años de cárcel

El diputado Freddy Guevara, coordinador de la formación Voluntad Popular (VP), explicó que en Caracas habrá al menos dos concentraciones en los municipios de Chacao y El Hatillo, ambos feudos del antichavismo, y una marcha cuyos puntos de partida y destino no anunció.

En esos territorios se protestará además por la destitución de sus alcaldes, los opositores Ramón Muchacho (Chacao) y David Smolansky (El Hatillo), a quienes el Tribunal Supremo de Justicia condenó a 15 meses de prisión e inhabilitó políticamente por permitir la instalación de barricadas durante las protestas.

"No está en discusión que la calle es la principal fortaleza de la oposición, si la abandonamos nos rendimos. Abandonar las calles es abandonar la democracia. Darle paso a la dictadura", dijo Guevara.

Maduro entregó a la Constituyente un proyecto de Ley para castigar a quien "salga a la calle a expresar intolerancia y odio" con hasta 25 años de cárcel.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 29