La oposición venezolana se prepara para una "lucha dura" tras la reunión del diálogo

El gobernador del estado de Miranda, Henrique Capriles Radonski. (EFE)
Capriles sostiene que los venezolanos que desean un cambio de Gobierno no deben seguir "perdiendo el tiempo" en la mesa del diálogo. (EFE)

(EFE).- La oposición venezolana reunida en la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) se prepara para dar una "lucha dura" a partir de mañana, cuando llega a su fin la tregua con el Gobierno de Nicolás Maduro. Para el viernes está prevista la segunda reunión plenaria del diálogo político entre ambas partes.

Este segundo encuentro, entre las partes dialogantes y los acompañantes de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) y del Vaticano, se celebrará después de que el 30 de octubre se abrieran formalmente las conversaciones y de que se constituyeran cuatro mesas de trabajo que se han mantenido activas desde entonces.

En la reunión de este viernes la oposición espera que el Gobierno de respuesta a una serie de puntos o condiciones que puso sobre esa mesa, entre las que destacan la convocatoria a unas elecciones generales adelantadas y la apertura de un canal humanitario para que lleguen a Venezuela alimentos básicos y medicinas.

Capriles advirtió de que si este viernes no hay "resultados" los venezolanos que desean un cambio de Gobierno no deben seguir "perdiendo el tiempo" en la mesa del diálogo

Estas expectativas, sin embargo, ya han sido desinfladas por portavoces del oficialismo, incluido el jefe de Estado, que han declarado recientemente que no habrá comicios adelantados y también han negado la existencia de una crisis tan severa como para pedir ayuda humanitaria.

El dos veces candidato a la presidencia venezolana Henrique Capriles comentó este jueves que los ciudadanos están "a la expectativa sobre si efectivamente en Venezuela se va a dar un diálogo o no", pues a su juicio este proceso aún no ha empezado y depende de los resultados que se anuncien mañana producto de las mesas de trabajo.

"Ojalá que haya resultados por el bien de nuestro país, nosotros somos muy escépticos porque este Gobierno todos los días lo que demuestra es que ellos no quieren cambiar nada", dijo en un acto que encabezó como gobernador del céntrico estado de Miranda.

Capriles reiteró lo que dijo el miércoles durante un encuentro con periodistas en el que advirtió de que si este viernes no hay "resultados" los venezolanos que desean un cambio de Gobierno no deben seguir "perdiendo el tiempo" en la mesa del diálogo.

"Los venezolanos necesitamos claras señales de cambio porque la situación económica es una bomba que puede explotar, no sigamos subestimando la crisis porque cuando la bomba nos explote en la cara va a ser tarde para hacer los cambios", insistió.

Con anterioridad, el secretario ejecutivo de la MUD, Jesús Torrealba, habló del fin de la tregua y de la lucha que se iniciará después de la jornada de mañana.

"La lucha que viene va a ser dura, la lucha que viene podría incluso no ser breve, pero la lucha que viene es la que tiene que dar el pueblo, este pueblo, para salir de esta situación en paz y por la paz a un nuevo Gobierno", proclamó.

La MUD no ha dicho cual será esa agenda de lucha aunque se sabe que como parte de esa tregua la oposición accedió a suspender una marcha que había convocado hasta el palacio presidencial de Miraflores y a diferir un proceso de análisis de la responsabilidad de Maduro sobre la crisis económica y social que sufre el país.

El presidente venezolano, por su parte, aseguró este jueves que no está "obsesionado" con ser reelegido como jefe de Estado ni con el tema de votaciones en general, al tiempo que señaló que su única preocupación es "la felicidad del pueblo".

Maduro comentó que le "obsesiona" la recuperación económica del país, la vivienda y la educación, y criticó a los que están empeñados con ser presidente o gobernadores.

"Yo no estoy obsesionado por elecciones mañana, pasado mañana, o por reelegirme presidente, no, eso lo decidirá el pueblo en su momento en el año 2018"

"Yo no estoy obsesionado por elecciones mañana, pasado mañana, o por reelegirme presidente, no, eso lo decidirá el pueblo en su momento en el año 2018", afirmó.

Además de las elecciones adelantadas y la apertura de un canal humanitario, la MUD ha pedido la liberación de más de cien políticos presos, así como el "cese del saboteo" al ejercicio del Parlamento, de mayoría opositora, y la selección de nuevos rectores del Consejo Nacional Electoral (CNE).

Y en este contexto varias decenas de estudiantes universitarios se manifestaron este jueves en Caracas para pedir resultados a la mesa de diálogo, así como la liberación de varios de sus compañeros que se encuentran presos por protestar, e insistieron en que deben adelantarse las elecciones generales.

Por ello intentaron movilizarse hasta la sede del CNE, lo que no pudieron lograr debido a un cordón policial que les impidió el paso.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 3